Provincia de Cádiz

6 meses de prisión a un perito industrial por certificar que había una casa en una finca sin edificación alguna

  • La Audiencia rechaza demoler las dos viviendas construidas en la parcela de Chiclana ilegalmente

La Audiencia Provincial de Cádiz ha condenado a seis meses de prisión por un delito de falsedad en documento oficial al perito industrial Diego García García, ya que considera probado que en abril de 2004 elaboró un certificado en el que aseguraba que en una parcela de Chiclana, ubicada en suelo no urbanizable, había una construcción con una antigüedad de unos cinco o seis años pese a que sabía que en la finca no existía edificación alguna.

La sentencia, de la Sección Cuarta, condena a otras dos personas: a A.M.M.G., quien encargó el certificado falso a Diego García, según considera probado el tribunal, y luego vendió la finca al constructor A.B. tras obtener una escritura publica de obra nueva respecto a esa parcela; y a A.B., quien construyó dos viviendas en la parcela que más adelante vendió a dos alemanes sin informarles de que la construcción era ilegal, según ven probado los magistrados.

La Fiscalía pidió al tribunal que acordase demoler las viviendas pero la resolución lo rechaza. Razona que hay numerosas casas en la zona (Pago Melilla) y que la demolición se antoja "una medida desproporcionada". Es un argumento que combatieron en su día varias sentencias de la propia Audiencia Provincial de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios