Provincia de Cádiz

La plataforma contra el tranvía, en el aire tras los primeros contactos

  • Los promotores de esta iniciativa lamentan el desinterés de los afectados

Aunque fueron muchos los que se pronunciaron en contra del trazado urbano del tranvía cuando se constituyó la plataforma de comerciantes y empresarios de las zonas de Alameda Solano, Plaza de Andalucía y Reyes Católicos, parece que este movimiento en contra del paso de este nuevo medio de transporte por dicha zona ha perdido fuerza.

Así se desprende de las manifestaciones de algunos de los miembros de la citada plataforma, que tuvo su primera reunión a principios de verano y que mantuvo el último encuentro el pasado mes de septiembre, una cita, ésta última, a la que apenas asistieron una mínima parte de los en torno a 70 comerciantes y empresarios que iniciaron las actuaciones.

Ésta parece ser una de las causas de que dicho colectivo haya perdido fuerza, más allá de que sus integrantes sigan oponiéndose al paso del tranvía por esta zona al entenderlo un claro perjuicio no sólo para sus actividades económicas sino también para el resto de la ciudad, por lo que ello supondrá para el tráfico y el acceso al centro.

Así lo ponen de manifiesto algunos de los miembros de la plataforma, quienes lamentan que "no se puede querer llevar a cabo actuaciones para conseguir dar solución a un problema como éste y luego que nadie se interese por mantener las reivindicaciones". Asimismo, varios de los integrantes de la plataforma lamentan el miedo a posicionarse en contra del tranvía que han percibido por parte de algunos comerciantes y empresarios.

No obstante, también prevén que las movilizaciones vuelvan a cobrar fuerza una vez que se concreten los trabajos para la construcción de las infraestructuras necesarias y se vean más cerca los problemas y las incomodidades.

Esta es la opinión de algunos de los integrantes de este grupo cuando se puso en marcha, momento en el que se llegaron a recoger alrededor de doscientas firmas de empresarios y comerciantes en contra del trazado urbano y otras tantas o más de particulares, según aseguran algunos de sus impulsores.

Estos mismos lamentan que "no es lógico querer evitar una situación que estamos convencidos de que perjudicará al comercio de la localidad y a los propios ciudadanos en general, tanto por las pérdidas que generará como por los problemas de tráfico y de aparcamiento, sin que se prevean compensaciones por ello, y no hacer nada hasta que veamos el tranvía en la puerta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios