Provincia de Cádiz

La paradoja del gaditano: todo está muy mal pero yo soy feliz

  • Más del 80% ve nefasta la situación económica del país, aunque el 60% dice que ese problema no afecta a su entorno familiar

Un conductor contempla de cerca una protesta de la plantilla de Navantia en el puente Carranza hace tres años. Un conductor contempla de cerca una protesta de la plantilla de Navantia en el puente Carranza hace tres años.

Un conductor contempla de cerca una protesta de la plantilla de Navantia en el puente Carranza hace tres años. / fito carreto

La situación económica de Andalucía y del conjunto de España es muy mala, pésima, pero ello no afecta a mi entorno personal y familiar, que está muy bien y que, incluso, va a mejorar en el futuro. La paradoja del gaditano, ese sentimiento de que somos felices aunque todo a nuestro alrededor vaya de pena, subyace y de qué manera en la encuesta del Egopa conocida ayer.

Y es que los residentes en esta provincia que han sido cuestionados en este sondeo demoscópico han dejado clara su visión netamente pesimista sobre la economía global. No en vano, el 80,3% dice que la situación económica andaluza es mala o muy mala, mientras que el porcentaje de los que creen que sucede lo mismo con la econmía nacional baja muy poco, quedándose en el 75,8%. Ambos porcentajes son, por cierto, mucho más elevados de lo que depara esta misma encuesta en el resto de las provincias andaluzas que, al parecer, son menos catastrofistas.

El paro sigue siendo el problema prioritario, por delante de la educación y la sanidad

Sin embargo, el gaditano no se corta al afirmar que los negros nubarrones que se ciernen en su enterno no le afecta en particular. Y es que casi el 60% de esos mismos encuestados en la provincia dicen que su situación personal y la situación económica de su entorno familiar es buena o muy buena. Es decir, que el pesimismo es sólo de puertas para afuera. En casa de cada gaditano todo va bien e, incluso, va a ir a mejor. Porque en esta misma encuesta del Egopa se pregunta a los gaditanos por las expectativas en torno a su situación económica personal. Y aquí llama la atención que, aunque el grueso del sondeo (un 63,3%) dice que todo seguirá igual, hay un porcentaje amplio de la sociedad de esta provincia (un 26,3%) que dice que habrá una mejoría. Los que opinan todo lo contrario, es decir, que la situación empeorará, apenas son el 8%. Ni que decir tiene que ese optimismo generalizado sobre el futuro es mayor en la provincia de Cádiz que en el resto de Andalucía.

En cuanto a los problemas que más preocupan a los gaditanos, el primero de ellos continúa siendo, y con una diferencia abismal, el desempleo. Eso mismo sucede también en el conjunto de la comunidad andaluza, aunque sin llegar a los límites que se alcanzan en Cádiz. Y es que en esta provincia el paro es el mayor quebradero de cabeza para el 85% de los encuestados.

Después, y a mucha distancia, los siguientes problemas más importantes para los gaditanos son la educación y la sanidad, cuestiones que poco tiempo atrás no tenían tanta relevancia social. La corrupción y el fraude, por el contrario, no parecen preocupar tanto como antes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios