Provincia de Cádiz

"Nos ofrecemos, sin ningún pudor, para ser elemento de castigo al PSOE"

  • García cree que las andaluzas son "la última oportunidad para parar las políticas de derechas" · "¿Pinzas? El PP no se habría pasado siete pueblos con la reforma laboral si el PSOE no lo hubiera hecho tres antes"

Ignacio García dice que empieza a saber manejarse por el Parlamento andaluz, sabe donde tiene que ir para desbloquear un tema, o parar otro. "Es lo que te da la experiencia", dice en un desayuno informativo en 'Diario de Cádiz'. Con casi mil iniciativas presentadas, espera estar acompañado a partir del 25-M por algún compañero más de Izquierda Unida de Cádiz. "Es la última oportunidad para frenar las políticas de derechas".

-Afronta IU una campaña con encuestas positivas ¿van a por el segundo parlamentario?

-Nosotros estamos mirando el tercero. La última encuesta nos daba un 12,5% y bueno, Cádiz ha tenido tres. Yo creo que las encuestas tienen su lógica y que responden a una situación de crisis en la que alguien tiene que mirar a la izquierda. No parece razonable que un partido del ámbito de la izquierda se vaya a la derecha, y por lógica va a haber una parte importante del electorado del PSOE que no acepte al PP, sobre todo después de la experiencia en Madrid, y que haga un castigo razonable al cansancio de 32 años traducido en un voto a IU. Sin ningún pudor nos ofrecemos para ser elemento de castigo del PSOE. No me voy a quedar en casa ni votar al PP, que es lo mismo.

-¿Y cree que van a movilizar al electorado del PSOE?

-Estamos intentando ganar esa mayor parte del electorado que se siente de izquierdas, identificado con una idea de solidaridad, de progreso, de reparto de oportunidades, y que no la encuentra en un partido que se ha dejado arrastrar por algo contradictorio a la izquierda, como la corrupción en los ERE.

-¿Hacía donde quiere dirigir IU una campaña que quizás este polarizada?

-Lo de los EREs es muy grave pero creo que es un error polarizar la campaña en esto. El PSOE cometió un tremendo error no permitiendo la investigación en el Parlamento, pero hay temas muchos más importantes. El tema fundamental, del cual se está hablando poco, es qué medidas se toman para salir de la crisis y paliar sus efectos. Hay un cierto interés, sobre todo en la derecha, que de eso se hable lo menos posible porque le permite seguir subido al caballo de la ambigüedad.

-¿Qué espera de unos presupuesto que no se van saber hasta después del 25-M?

-No digo nada nuevo, el PP en estos momentos tiene información y elementos suficientes para haberlos hechos, es sospechoso que no lo quiera decir, porque estoy seguro que ya saben qué van a hacer con los BAM, si impugnan o no las oposiciones de enseñanza a Andalucía o en Las Aletas, donde se está dando un penoso espectáculo.

-¿Qué le parece ver al PSOE en las manifestaciones contra la reforma laboral?

-Sentimos un poco de vergüenza ajena, la expresión es esa. Bienvenida sea la conversión o haberse caído del caballo pero mire usted: la reforma laboral del PP se pasa siete pueblos pero tres se lo han pasado ustedes (PSOE), como si hubiera una escalera. ¿Qué diferencia hay entonces entre el PSOE y el PP, que uno es trece días menos de derechas porque uno bajó el despido a 33 y otro a 20? Aunque suene fuerte, determinados políticos o partidos se han convertido en el brazo político del poder económico y de eso no se quiere hablar .

-¿No le afectará al PP las medidas digamos impopulares?

-Mire, la crisis tiene una fecha de caducidad, que tiene que ser 2013, y estas decisiones las van a tomar de golpe. Y luego, sabiendo que las crisis va a terminar van a jugar con la mala memoria de la gente. Entonces habrá dos o tres años de cierta actividad económica, de cierta creación de empleo y se pensará que la situación es estupenda. A cambio habrás perdido tus derechos, habrá un despido más barato, pagarás por el médico de cabecera, la educación pasará por el aro de un concierto privado...

-¿Y qué opina de las críticas a los sindicatos?

-Creo que es pronto para sacar conclusiones sobre qué van a hacer los sindicatos con el PP, porque además la situación actual no la han creado los sindicatos sino el nuevo gobierno. Lo fundamental es que los sindicatos hoy por hoy es la única defensa que tenemos los trabajadores, por eso el PP intenta cargarse la negociación colectiva, y quiere sentar a David y Goliat juntos, trabajador y empresario, en la misma mesa, y quitándole a David la honda. La gente tiene que hacer autocrítica pero hoy es la única arma que le queda a los trabajadores.

-IU ha hecho una campaña fuerte, con encierros, ¿cree que cala en la sociedad, marca diferencias?

-Sí, especialmente en las zonas rurales que es donde se está focalizando. Pedimos un plan de empleo extraordinario para esas zonas, pedimos un mes o dos de trabajo, fíjate. El otro día me comentaba una trabajadora de ACASA, en Jerez, que le da a su hijos papas y arroz porque no les puede dar otra cosa. Y ayer estuve en La Línea y llevan algunas concesionarias ocho meses sin cobrar. ¿Alguien cree que a través de mociones institucionales, de comportamientos políticamente correctos se puede resolver la situación? Yo siempre digo que si quisiéramos dar un mensaje a Europa, a España, sería que ganara IU, ¿te imaginas lo revolucionario que puede ser eso? Por lo menos un buen resultado. Andalucía tiene una misión que es parar a la derecha y a las políticas de derecha en España, es la última oportunidad.

-De nuevo sale el término de la pinza o se habla de que el PSOE está dispuesto a todo con IU. ¿Qué opina?

- Hombre, a mi me gustaría hablar de pinzas porque ¿no hay pinza entre el PSOE y el PP al meter el déficit público en la Constitución; cuando pactan la ley de cajas de ahorro? ¿Si el PSOE no hubiera hecho la reforma laboral que hizo, el PP hubiera podido llegar tan lejos? Nosotros vamos a consultar a la gente nuestra, con una diferencia con Extremadura; vamos a preguntar dos cosas quién se quiere que gobierne y también quién no se quiere que gobierne; porque estoy seguro que cualquier trabajador no va a querer que tenga poder quien ha hecho esta reforma laboral. Al final las opciones son muchísimas, a lo mejor es lo último un pacto de gobierno. Pero a priori nada está escrito, pueden estar sobre la mesa tres o cuatro medias importantes: ¿van apostar a por la banca pública? Si o no. ¿Se está dispuesto a luchar contra el fraude fiscal? Si o no...

-¿Cómo ve el panorama para la provincia?

-La provincia con el modelo del Partido Popular se puede ver gravemente perjudicada, porque se va a apear a Navantia de la construcción civil y porque lamentablemente los restos industriales no se pueden sacar de lo público. No podemos caer en los criterios de que la privatización va a salvar a la industria. En lo local, defendamos el empleo, el estado social, defendamos los derechos y en lo global, empecemos desde aquí a crear otras reglas del juego. Hay que plantar cara en España y en Europa y eso Andalucía no lo ha hecho desde el 28 de febrero de 1980.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios