COAC 2023 Cuartos de final: ¿Quién canta hoy miércoles 8 en el Falla? Tercera sesión

Jimena

El Obispado da validez a bautizos y matrimonios oficiados por el falso sacerdote

  • Miguel Ángel Ibarra sostiene ante los afectados que fue ordenado en Colombia

Miguel Ángel Ibarra, a la derecha, en la boda de Elisabeth Torres y Adrián Mariscal el pasado septiembre

Miguel Ángel Ibarra, a la derecha, en la boda de Elisabeth Torres y Adrián Mariscal el pasado septiembre / E. S.

El Obispado de Cádiz y Ceuta afirma que los matrimonios y bautizos oficiados por Miguel Ángel Ibarra Marín, que ejerció en las iglesias de Jimena de la Frontera sin haber sido ordenado sacerdote, tienen validez porque las personas se acercaron a recibir estos sacramentos “de buena fe”. La Diócesis expulsó a Ibarra hace unos días después de que la Archidiócesis de Santa Fe de Antioquia (Colombia), desde donde llegó a Jimena en noviembre de 2017, avisara el 13 de diciembre al Obispado de Cádiz de que, tras una denuncia de falsedad en sus documentos de ordenación, se había llevado a cabo “una profunda investigación que concluía que Ibarra no había sido nunca ordenado sacerdote”.

La noticia de que Miguel Ángel Ibarra nunca había sido ordenado sacerdote ha levantado muchas dudas entre las personas que se casaron en Jimena entre noviembre de 2017 y el pasado mes de septiembre, cuando fue destinado a Medina Sidonia. Europa Sur preguntó ayer al Obispado por la validez de los matrimonios y bautizos que fueron oficiados por el falso sacerdote. “Los matrimonios y bautizos efectuados son válidos. De todas maneras, la Iglesia tiene procedimientos recogidos en el Código de Derecho Canónico para casos similares. En el caso de los Sacramentos propios de un sacerdote, se cuenta con que, a pesar de la indignidad del ministro, las personas se acercan a recibirlos de buena fe y la gracia de Dios actúa. Entendemos que, en cierto modo, haya quienes hayan podido sentir su confianza traicionada, pero no hay de qué preocuparse, no tienen que volver a repetir esos sacramentos”, señaló el departamento de prensa y comunicación de la Diócesis.

Elisabeth Torres y Adrián Mariscal se casaron en Jimena en septiembre con Miguel Ángel Ibarra como párroco y ayer acudieron a la iglesia, aunque no pudieron hablar con ningún representante eclesiástico. Acudieron al juzgado, donde tampoco lograron tener información sobre la validez de su matrimonio, hasta que conocieron la respuesta del Obispado a través de Europa Sur. “Nos quedamos más tranquilos, pero en el juzgado nos han dicho que aunque el documento es oficial la firma no vale. Así que tendremos que esperar para poder confirmarlo”.

La boda entre Elisabeth y Adrián fue la última que ofició en Jimena porque ya se encontraba en su nuevo destino, Medina Sidonia, y acudió a la localidad expresamente para esta cita.

Según pudo saber este diario, Ibarra se ha puesto en contacto con algunas personas a las que casó y les ha asegurado que fue ordenado sacerdote, aportando incluso pruebas gráficas.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios