Provincia de Cádiz

Los negocios que se instalen en Las Aletas tendrán ventajas financieras

  • Unicaja, BBVA y Caixa Catalunya se imponen entre una veintena de competidoras y serán las entidades referentes en las inversiones del nuevo parque empresarial

El proyecto de Las Aletas se ha abierto a la banca nacional en busca de socios financieros que apoyen tanto las inversiones del consorcio como las de las empresas que se instalen en el nuevo parque empresarial de la Bahía. El organismo público que preside Juana Lázaro ha seleccionado a Unicaja, Caixa Catalunya y BBVA de entre una veintena de competidoras como entidades referentes en el proyecto. Las cajas andaluza y catalana y el banco vasco ofrecerán tanto al propio consorcio como a las sociedades institucionales que se creen para desarrollar el parque y, por supuesto, a las empresas que se implanten en él, líneas e instrumentos de financiación "en condiciones preferentes". Con esta especial consideración se "garantiza" que, de forma complementaria a las ayudas públicas, el sector privado tendrá acceso a las "mejores condiciones financieras existentes en el mercado en función del momento y la operación solicitada", según explicó César Barbosa, director de zona de Caixa Catalunya en Cádiz y provincia.

Las bases de esta cooperación han quedado reflejadas en tres convenios en los que también se recoge el interés de "colaboración mutua" en la financiación de proyectos de I+D+i y de recuperación medioambiental, según informó el Consorcio, que consideró que la participación de estas tres entidades de primer orden "dan muestra de la importancia del proyecto de Las Aletas, que será no sólo un revulsivo para relanzar la economía y el empleo en la Bahía, sino también un referente a nivel nacional en desarrollo sostenible". Además, una comisión integrada por las cuatro partes permitirá hacer un seguimiento de las condiciones de mercado para "mejorarlas o incorporar nuevos productos y servicios" que puedan ofrecerse en el futuro.

De las tres entidades, la participación más novedosa es la de Caixa Catalunya, que ha emprendido un "fuerte plan de expansión" Cádiz y ya tiene más de 15.000 clientes y catorce oficinas distribuidas por la provincia, la última precisamente en Puerto Real. Para su director territorial, la entrada en Las Aletas "es un orgullo" porque "significa "participar en un proyecto tremendo que va a cambiar la fisonomía de la Bahía".

La caja catalana, que desembarcó en la provincia hace nueve años, quiere mostrar así su "vocación de permanencia y de implicación en el tejido empresarial". Para la entidad, el interés radica no sólo en el acceso a un "gran cliente" como el Consorcio, sino también en las "posibilidades de negocio" que se abrirán ante las grandes empresas y multinacionales que, según Barbosa, se instalarán en Las Aletas.

Respecto a la preocupación de la patronal por la fórmula de concesión frente a la de propiedad del suelo, el director de zona de Caixa Catalunya consideró que "no será un inconveniente" porque, aunque "la banca se siente más segura con una propiedad", el mercado actual es "tan dinámico" que el suelo tiene un valor relativo y "ante una concesión de más de 25 años la garantía la vamos a tener".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios