Provincia de Cádiz

Las multas de Competencia al Marco de Jerez se desinflan

  • La Audiencia Nacional aplica un fuerte recorte al castigo de 780.000 euros a González Byass por el 'cártel del BOB'

La Comisión Nacional de la Competencia ha vuelto a pinchar en hueso en las sanciones impuestas a distintos operadores e instituciones del Marco de Jerez por sus prácticas contrarias al libre mercado. La Audiencia Nacional, que ya había revisado a la baja o levantado con anterioridad algunas de las multas relacionadas con el primer y el tercer expediente sancionador incoados por el organismo estatal de la Competencia al sector, sigue desinflando los severos castigos de la CNC, en este caso con la reducción del impuesto a González Byass por su participación en el denominado 'cártel del BOB'.

En su sentencia de fecha 7 de marzo de 2013, a la que ha tenido acceso este medio, el alto tribunal da parcialmente la razón a la firma jerezana al estimar en parte el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la casa del 'Tío Pepe', que verá ostensiblemente reducida la sanción de 780.000 euros del global de 6,7 millones de euros con los que Competencia multó al sector.

La Audiencia considera, no obstante, que la resolución de la CNC es conforme a derecho salvo en lo que concierne al importe de la sanción, que en el caso de González Byass se correspondía con el 10% de su volumen de ventas en el mercado del BOB durante el tiempo que participó en el cártel, más un 5% adicional del trienio 2001-2003 como empresa inicialmente integrante de la mesa del BOB, de cuyos comienzos Competencia subrayó en el comunicado oficial que "sus efectos son tales que incluso podrían llegar a cuantificarse, siendo por tanto innegable la existencia de un beneficio ilícito".

El fallo de la Audiencia Nacional señala que la Comisión Nacinoal de la Competencia deberá revisar la sanción para fijarla "por el importe equivalente al 5% del volumen de ventas de vinos de Jerez para el mercado BOB en el ejercicio 2009" y exime a González Byass del pago de las costas.

Al hilo del primer expediente sobre el cupo de ventas discriminado por el que se multó a la institución jerezana del vino con 400.000 euros, que la Audiencia Nacional redujo a 100.000, la Comisión Nacional de Competencia resolvió en julio de 2010 sancionar a nueve bodegas del Marco, la patronal bodeguera Fedejerez y el Consejo Regulador por importe de más de 6,7 millones de euros al considerar acreditada su participación en un cártel creado en 2001 para controlar la producción y el precio de los vinos de Jerez en el mercado del BOB, es decir, de los caldos jerezanos estinados a la exportación baja las marcas del distribuidor.

"Ante un mercado en una situación de reducción de la demanda, como la que el vino de Jerez venía experimentando tanto en demanda interna como externa, varios operadores del sector acordaron reducir la oferta de vino comercializable para el mercado BOB con el fin de aumentar los precios. Durante los primeros años, el acuerdo funcionó según lo previsto, dando lugar a un incremento de esos precios", reza en el comunicado de prensa emitido por la CNC con fecha de 29 de julio de 2010 por el que se hacía pública la sanción.

Competencia desembarcó en el Marco a raíz de la denuncia presentada por Nueva Rumasa, entonces en manos de la familia Ruiz-Mateos, por la aprobación del cupo de ventas discriminado y encontró un filón. La documentación intervenida en las inspecciones realizadas en las bodegas, el Consejo y Fedejerez dieron pie a la apertura de otros dos expedientes sancionadores: el del cártel del BOB en el que se enmarca la sanción a González Byass y el de los acuerdos sobre el precio de la uva, que se saldó con multas a bodegas, productores e instituciones del jerez por valor de 540.000 euros.

En conjunto, el sector debía hacer frente a sanciones por una u otra causa de 7,6 millones que poco a poco se van desinflando tras su paso por la Audiencia Nacional, a la que recurrieron todos los afectados tanto por su desacuerdo con las infracciones supuestamente cometidas como por el elevado importe de unas sanciones en las que los operadores del Marco denunciaron el exceso de celo de Competencia y su afán recaudatorio.

En el caso del cártel del BOB, la CNC eximió finalmente del pago de una multa de 670.000 euros a Nueva Rumasa en aplicación del programa de clemencia por su colaboración en la investigación. González Byass intentó acogerse también a dicho programa, lo que provocó un cisma en el seno de Fedejerez, pero Competencia descartó finalmente reducir la sanción a la firma del 'Tío Pepe' al entender que su colaboración no fue relevante para el esclarecimiento de los hechos investigados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios