Provincia de Cádiz

La mitad de las gasolineras de Jerez, sin combustible

  • La patronal provincial del sector pide escolta de la Guardia Civil para garantizar el suministro

Las existencias de combustible en muchas gasolineras de la ciudad apenas aguantaron hasta mediodía de ayer. En los surtidores de hasta una decena de estaciones de servicio de las veinte que operan en Jerez se colgó el cartel de agotado, mientras las reservas en el resto llegaban al final del día bajo mínimos o con el cupo únicamente que se guarda para atender las necesidades de los vehículos de emergencia.

Hasta primera hora de la tarde, sólo cinco camiones cisterna de los más de treinta que, en condiciones normales, debían reponer las necesidades de combustible de las gasolineras jerezanas lograron llegar sin problemas a sus destinos. El resto, según informó el presidente de la asociación provincial de empresarios de estaciones de servicio, Ángel Zamorano, desistió en el camino tras toparse con algún piquete informativo o renunció a salir por temor a represalias.

Los intentos de la patronal del sector para que las Fuerzas de Seguridad escoltaran a los camiones cisternas en su trayecto hacia Jerez para garantizar el abastecimiento resultaron infructuosos, y desde la Subdelegación del Gobierno en Cádiz tampoco confirmaron ayer si en las próximas horas se adoptará alguna medida excepcional para permitir la llegada del combustible.

"Las cisternas no se atreven a salir si no van acompañadas por la Guardia Civil -señaló Zamorano-, ya que, dicho por transportistas que no han secundado la huelga, en las provincias de Cádiz y Granada están los piquetes que se emplean con más dureza". De hecho, el presidente de la patronal del sector relató que, en la autovía de El Puerto a Jerez, ayer le cortaron a un camión cisterna las mangueras para impedir que pudiera descargar el combustible en alguna gasolinera. La situación para hoy se antoja muy complicada, ya que Zamorano recordó que las estaciones de servicio son víctimas indirectas de la huelga, por lo que no hay posibilidad de establecer servicios mínimos para dosificar las ventas, que se han disparado desde el miércoles al anticiparse los consumidores a los previsibles problemas de desabastecimiento.

Tajante, el presidente de la patronal aseguró que "si hay escolta habrá gasolina y, si no, pues nada", al tiempo que puntualizó que las existencias de gasoil están ya prácticamente agotadas en toda la ciudad, por lo que los propietarios de los vehículos de motor diésel tendrán más dificultades para repostar que los de gasolina.

La mayoría de los consumidores que se han acercado en los últimos días a las estaciones de servicio pidieron que se les llenara el depósito de gasolina, un problema añadido ante la escasez de existencias, si bien a lo largo de la jornada de ayer se registraron menos colas en los surtidores que durante los días previos, indicó Ángel Zamorano, quien además apostilló que "también hay algún que otro despistado que se extraña de la afluencia de vehículos porque no se había enterado todavía de la huelga".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios