Epidemia de Coronavirus La industria gaditana se enfrenta a problemas de suministro por el parón de China

  • Los sectores más afectados son la aeronáutica, la piel de Ubrique y el alimentario, aunque todavía están por ver los efectos del coronavirus en el turismo, según la Cámara de Comercio de Cádiz

Camiones en el acceso al puerto de Algeciras

Camiones en el acceso al puerto de Algeciras / Erasmo Fenoy

Los efectos de la epidemia del coronavirus también se reflejan en la economía de Cádiz. La industria manufacturera de la provincia se enfrenta a problemas en su cadena de suministro en un plazo de 15 a 20 días por el parón del comercio de China, según la Cámara de Comercio de Cádiz.

"China es el principal país exportador del mundo, con 2,4 billones de euros en 2019. Es innegable que esta crisis está afectando a la cadena de suministro en dos direcciones: a las empresas que comercian con China materia prima para producir, y a aquellas que se surten allí de piezas y componentes", explica Manuel Álvarez, director del Área de Internacional, Turismo y Formación de la Cámara de Comercio de Cádiz.

La economía china fue en 2019 el octavo cliente de las empresas gaditanas, que exportaron allí bienes y servicios por valor de unos 53 millones de euros. Por su parte, China ocupa el vigésimo puesto entre los importadores a Cádiz, según indica el directivo del organismo cameral. Los principales sectores en el intercambio con China fueron el de vinos y licores, máquinas y suministos eléctricos, manufacturas de fundición de hierro y acero y plásticos y juguetes.

"En nuestra provincia, las industrias más afectadas por la falta de componentes en su cadena de producción van a ser la industria aeronáutica, la industria manufacturera de la piel de Ubrique, el agroalimentario y el de bebidas y licores", sostiene el responsable del Área de Internacional de la Cámara.

Aunque la industria acaparó inventarios en perspectiva de la celebración del año nuevo chino, la epidemia de coronavirus ha provocado un parón en la economía china que aún perdura pese a la leve reactivación de los últimos días. "Todos esos componentes que vienen de China tienen unos ciclos de entrega de aproximadamente unos 30 días. El vacío o la ruptura de stock se va a producir en 15-20 días", calcula Álvarez.

Pero la verdadera dimensión del impacto en la economía se verá en las próximas semanas con el frenazo en seco que previsiblemente sufrirá el turismo, uno de los motores de la economía de Cádiz. "El impacto de las cancelaciones se verá en Semana Santo y Verano. Ahora es prematuro cuantificar", resalta. No obstante, para este experto es crucial "el control del miedo, que es algo más peligroso para la economía que el virus".

"Hay que trasladar un mensaje de calma. Sin obviar que existe un problema que tendrá consecuencias, es importante tratar de controlar su dimensión con una buena gestión del miedo, no tanto del virus, que hoy por hoy es un auténtico problema para la economía global", incide el responsable del Área de Internacional de la Cámara de Comercio de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios