Provincia de Cádiz

Algunas historias de gaditanos republicanos de Mauthausen

  • El listado del BOE recoge hasta 59 nombres de gaditanos que perdieron la vida en campos nazis, entre ellos Antonio Lino Reyes y Francisco García Vidal

Antonio Lino Reyes, de Benalup-Casas Viejas Antonio Lino Reyes, de Benalup-Casas Viejas

Antonio Lino Reyes, de Benalup-Casas Viejas / Blog Historia de Casas Viejas

Este viernes se ha conocido oficialmente el número de gaditanos republicanos muertos en los campos de concentración nazis.Aquí se resumen algunas de sus historias, recogidas por historiadores locales, asociaciones y consistorios.

En la comarca de la Janda se recuerda a Francisco García Vidal, asidonense que cuenta con una placa en su pueblo. Según se explica en la web del Ayuntamiento de Medina, fue uno de los asidonenses encarcelados tras los trágicos Sucesos de Casas Viejas, puesto en libertad sin cargos poco después.

Con el inicio de la Guerra civil española, -recoge el Consitorio- huye junto con varios vecinos a zona republicana, iniciando un periplo que le llevará hasta Barcelona, siendo nombrado capitán y posteriormente teniente en 1938. Con la caída de la capital catalana, cruza los Pirineos y acaba en uno de los campos de concentración franceses, posiblemente el de Vernet d’Ariége junto con los exiliados de la Columna Durruti. Pasa al ejército francés para luchar en la resistencia contra Alemania una vez que es invadida Francia y es detenido por los nazis.

El 7 de abril de 1941 entraría en el campo de concentración nazi de Mauthausen, el campo de los españoles, junto con varios paisanos de Benalup-Casas Viejas y Alcalá de los Gazules. Por causa del trabajo forzoso y de las malas condiciones, cae enfermo y es trasladado el 20 de octubre del mismo año al komando de Gussen, uno de los subcampos de exterminio que tenía Mauthausen, donde los prisioneros son expuestos a condiciones infrahumanas de frío y hambre. Allí, García Vidal muere el 20 de diciembre de 1941 a los 29 años de edad.

Placa en memoria de Francisco García Vidal en Medina. Placa en memoria de Francisco García Vidal en Medina.

Placa en memoria de Francisco García Vidal en Medina. / Ayto. Medina

Otro de los jandeños que corrió la misma suerte fue Antonio Lino Reyes. El historiador de Benalup Salustiano Gutiérrez, escribe en su blog de historias de Casas Viejas. sobre él, donde se pueden ver documentos como su certificado de defunción y donde pone que este jornalero era minero de profesión, "seguramente sería porque estuvo nueve meses arrancando piedras y subiendo la famosa escalera de la muerte de este campo austriaco" (Mauthausen), explica.

Lino -miembro del sindicato anarquista, huyó  tras los sucesos de Casas Viejas de 1933. Los guardias del Capitán Rojas fueron a por él y como no estaba se llevaron al compañero de su madre a la corraleta de Seisdedos, explica en una moción presentada por IU de Benalup al pleno para su reconocimiento y el de otros dos vecinos que terminaron en el mismo lugar: José Durán y José Jordán.

En la Guerra Civil, se enroló finalmente en la columna de Durruti, del bando republicano, en la costa levantina y fue detenido por los alemanes en Francia. "El miedo que les había hecho huir de Casas Viejas donde Durán y Lino dejaban hijos y mujer embarazada, los fue empujando a estos jandeños por la España en guerra hasta conducirlos a las ratoneras de Mauthausen", añade el historiador Salustiano Gutiérrez. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios