Provincia de Cádiz

Tres heridos leves al explotar un proyectil en una vivienda en La Isla

  • Entre los afectados, hay dos menores. El artefacto llevaba años en la casa y creían que era inofensivo

Tres personas -dos de ellas menores- resultaron heridas ayer tarde tras explosionar de manera accidental un proyectil en el interior de una vivienda de la barriada isleña de Carlos III.

Los tres heridos, que fueron trasladados al hospital Puerta del Mar, pertenecen todos a la misma familia. Entre ellos se encuentra un joven de unos 25 años, su hijo y su hermano.

El más pequeño, según las primeras informaciones que se barajan del accidente, tiene tan solo unos tres años de edad. El otro menor cuenta con unos quince años y fue el que se llevó la peor parte de la explosión.

Desde el Ayuntamiento, no obstante, se aseguró a última hora de ayer que ninguno de los heridos en el accidente corre peligro y que, inicialmente, las lesiones recibidas no revisten gravedad alguna.

En el interior del domicilio se encontraba también otra persona más, el propietario de la vivienda, padre de los dos hermanos heridos y abuelo del más pequeño, que ha resultado por completo ileso al encontrarse en otra habitación de la casa en el momento de la explosión.

La familia desconocía la peligrosidad del artefacto -una antigua granada de mortero de la Armada, según las primeras informaciones- que guardaban en la vivienda por completo ajenos a lo que tenían entre manos. Suponían que no tenía carga alguna y creían que era completamente inofensiva, según confirmaron fuentes policiales y municipales al explicar lo sucedido.

El artefacto, de hecho, llevaba siete años en la casa y -según el relato facilitado a la Policía- había sido encontrado en las proximidades del domicilio (cerca del puente del Gran Poder), una zona cercana a numerosas instalaciones de la Armada. La propia barriada de Carlos III es, de hecho, una zona de San Fernando en la que residen numerosos militares. No obstante, la familia afectada por la explosión, según fuentespoliciales, no guarda una relación profesional con las Fuerzas Armadas.

El suceso ocurrió en torno a las siete y media de la tarde, cuando el menor de quince años jugaba con el proyectil en el patio interior del domicilio. Al manipular de alguna manera el artefacto hizo que explosionara lo que afectó también a las otras dos personas que estaban a su lado, su hermano y su sobrino de apenas tres años de edad.

Desde la Comisaría de la Policía Nacional se explicó luego que solo había explotado la espoleta del proyectil, con el que el daño había sido mucho menor. También, al ocurrir el suceso en un espacio abierto -el patio interior de la vivienda- la explosión tuvo una menor repercusión y ocasionó menos daños materiales.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron efectivos de la Policía Nacional y Local así como un equipo especializado de los Tedax para valorar la situación y analizar los restos del proyectil. Por otro lado, tras la inspección del edificio, el Ayuntamiento descartó que la explosión hubiera ocasionado daños en su estructura. Tampoco se vieron afectadas las viviendas colindantes.

De los tres heridos, el menor de quince años es el que presenta lesiones de mayor consideración que le afectan a la mitad inferior del cuerpo. Los otros, según los últimos datos conocidos anoche, tan solo presentan heridas leves.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios