Provincia de Cádiz

Casi 72.000 gaditanos se fueron de la provincia en 2014 para poder trabajar

  • Cádiz registró el año pasado el saldo migratorio laboral negativo más alto de toda España, con 39.443 profesionales menos

Comentarios 18

A lo largo del pasado año, en la provincia de Cádiz entraron 32.387 personas para trabajar. En el mismo periodo, se marcharon de tierras gaditanas 71.830 personas. Eso hace que el saldo migratorio laboral (la diferencia entre ambos) sea, no sólo negativo, sino el más alto de todas las provincias y comunidades españolas en 2014, con un llamativo menos 39.443.

Así lo reflejó ayer la empresa Randstad en un nuevo informe en el que puso de manifiesto el comportamiento laboral entre provincias durante el pasado ejercicio.

De esta manera, Cádiz se situó en el puesto número 24 de todo el país en el número de entradas laborales, mientras que en el de las salidas, se aupó hasta el noveno lugar de España y tercero de Andalucía (por detrás de Sevilla y Córdoba). Esto fue en números absolutos porque, en el saldo total (diferencia entre los que llegaron y los que se fueron), no hubo lugar a dudas. Según el informe de Randstad, tras Cádiz aparece la provincia de Toledo, con un saldo negativo de 32.385; y, en tercera posición, Badajoz, con menos 18.858.

A nivel general, el informe destaca que para llegar a sus conclusiones ha analizado los datos de migración interprovincial y la contratación recogidos en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), correspondientes a los últimos años.

En este estudio conocido ayer, el documento de Randstad detecta "que los contratos que implican movilidad de los trabajadores a otra provincia para desarrollar su actividad profesional han alcanzado su cifra más alta desde 2007, cuando se registraron casi 2,3 millones de contratos. En 2014 se han firmado 2.112.989 contratos que han provocado el desplazamiento a otra provincia de los profesionales".

En el caso de Andalucía, explicó ayer el informe que "más de 520.000 trabajadores han firmado un contrato que implicaba el desplazamiento a otra provincia para acceder al mercado laboral durante 2014. Esta cifra es superior a la registrada en 2013, cuando se firmaron 446.000".

El análisis de Randstad detecta, por último, que en España existen más provincias emisoras de trabajadores que receptoras. Hay 16 provincias con saldos positivos, es decir, donde entran a trabajar más profesionales de los que salen. Cabe destacar, en este sentido, a Madrid, Barcelona y Baleares, que registran saldos positivos de 167.000, 49.000 y 30.000 trabajadores, respectivamente.

En el caso de Andalucía, cabe destacar el saldo positivo de Málaga (+7.600) y Huelva (+7.150). Almería y Jaén cuentan con saldos positivos de 3.000 y 2.000 trabajadores. En el lado opuesto, como provincias emisoras se sitúan Cádiz, con una diferencia negativa de 39.400 profesionales; Córdoba, con un saldo de -23.000; Sevilla, cuyo saldo se sitúan en -14.400; y Granada, con -7.750.

El último de los factores que analiza esta empresa en su informe en esta ocasión se centra en la incidencia de la movilidad respecto al sector en el que el profesional desarrolla su actividad. En esta línea, "se aprecia que la movilidad de los trabajadores ha descendido su importancia en el sector servicios y en construcción, mientras que aumenta en agricultura e industria".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios