Provincia de Cádiz

El frío llega a los bolsillos

  • El incremento del precio de la luz se convierte en un problema de balance presupuestario para muchos pequeños negocios de la provincia

  • El pico de demanda se registró el día 19

La ola de frío que azotó a toda España en la semana del 16 al 22 de enero dejó dos consecuencias en la provincia de Cádiz: la primera, las nevadas que beneficiaron al sector turístico; la segunda, la factura de la luz. Como efecto colateral, llegó el incremento histórico de la facturación que ha congelado los bolsillos de los ciudadanos.

Según datos facilitados a este periódico por Endesa, en esa semana, el consumo provincial de electricidad marcó su techo invernal el jueves día 19. Esa jornada, la punta de demanda llegó a los 1.061 megavatios (MW), superior a la registrada el día anterior, con un pico de demanda menor, 1.040 MW. Sin embargo, llama la atención que, pese al intenso frío, el consumo eléctrico en invierno no supera al que genera el calor. Según Endesa, ese pico de demanda con frío queda lejos del techo histórico de consumo en la provincia, con 1.635 MW registrados el 21 de agosto de 2012.

Pese al intenso frío, la demanda eléctrica en la provincia sigue siendo mayor en veranoEsta subida la pagamos de nuestro bolsillo y no la podemos repercutir en trabajadores ni clientes"

Este consumo tuvo un recorrido distinto a nivel de Andalucía. La compañía eléctrica detalló que el mismo día 19, en toda la comunidad andaluza, el pico de demanda fue de 7.590 MW, mientras que el día anterior (18 de enero) a las 21:28 horas se registró un pico 7.728 MW, 600 megavatios más que el día anterior. Además, el techo de demanda en la región también es lejano pero, al contrario de lo que ocurre en la provincia de Cádiz, en Andalucía también está fechado en invierno, exactamente el 13 de enero de 2009, con 8.377 MW.

Estas cifras fueron corroboradas de manera oficial por la Junta de Andalucía. Según la Agencia Andaluza de la Energía (entidad adscrita a la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio), el 19 de enero de 2017, de 21 a 22 horas, se alcanzó una demanda máxima de electricidad en la región de 6.887 megavatios a la hora. Este valor supone un crecimiento del 7,5% respecto a los 6.406 MW/h alcanzados el pasado invierno 2015-2016.

Este invierno, según dicha Agencia, ya se ha superado en Andalucía la demanda máxima horaria del pasado invierno en cuatro ocasiones: el martes día 10 de enero con 6.474 MWh de 21 a 22 horas (un 1,1% más que el invierno anterior); el lunes 16 de enero, con 6.531 megavatios a la hora también en la misma franja horaria (un 2% más que el invierno pasado); el miércoles día 18, con 6.834 MWh , pero entre las ocho y las nueve de la tarde (con una subida del 6,7%); y el ya comentado día 19. En este punto, desde la Agencia de Energía recordaron que el máximo histórico de invierno en la comunidad se mantiene el 13 de enero de 2009 de 21 a 22 horas (invierno 2008-2009).

Y, evidentemente, todo esto tiene sus efectos en los bolsillos. Este periódico ha recabado los testimonios de varios empresarios que, pese a tener una semana empresarial y económicamente positiva, temen que con la próxima factura pierdan lo ganado.

La subida de la luz es un revés para el sector de las panaderías y para otros muchos sectores económicos, que tendrán que encajar deprisa y corriendo esta nueva realidad de los mercados eléctricos. Algo con lo que no contaban en sus planificaciones presupuestarias anuales y que ahora, con el incremento del precio de la electricidad, conllevará un desfase de sus balances.

Paco Ruiz Salguero, propietario de Horno Artesa, una panadería artesanal ubicada en el polígono industrial El Peral, en Arcos, tiene claro que el coste de la luz tendrá una repercusión directa en su trabajo. "Esta subida la tenemos que pagar de nuestro bolsillo. Nos cuesta más caro hacer el pan, pero no lo podemos repercutir en el bolsillo del cliente, que también tiene que pagar esta subida de la luz en su casa", argumenta. Paco explica que en hornos como el suyo "todo va con luz: la amasadora, batidora y hasta el horno de leña, que también necesita de la electricidad", con lo que su factura, calcula, se incrementará del orden del 10%.

Horno Artesa abrió sus puertas hace tres años y hoy da trabajo a nueva personas. Su estrategia se basa en abrir el mercado a una gran gama de panes con distintos ingredientes. La subida de la luz es una realidad que considera "un revés" para los panaderos. "Imagínate lo que eso va a suponer. La mayoría de panaderías trabajamos con unos márgenes muy justos, pero vamos tirando hacia adelante pese a ello", añade. Y reflexiona: "estoy seguro de que este aumento lo paga el panadero. De esta panadería comen nueve familias. Esta subida no puedo repercutírsela ni a los trabajadores ni a los clientes, que ya en su casa van a pagar, también, este incremento", apostilla.

Idéntico panorama se encuentran otros negocios familiares. En el hotel Los Tadeos, un alojamiento señero y también familiar de Zahara de la Sierra, no salen las cuentas. Este incremento de la luz le desbarata sus cálculos. "Dios sabe lo que nos vendrá de factura", dice Alejandro, uno de los propietarios de este hotel rural, que cuenta con 17 habitaciones. Y es que ya la última factura, la de noviembre y diciembre, meses en los que no ha hecho demasiado frío, se descolocó. "Hemos pagado 1.900 euros y no son meses fuertes para este alojamiento, comparado con, por ejemplo, julio y agosto de 2015, que llegamos a los 2.000 euros cuando había que poner todo el día el aire acondicionado", explica Alejandro.

Así que en este establecimiento hotelero se esperan en breve una muy abultada factura. La ola de frío, en la que han tenido que tirar de más horas de calefacción y radiadores para mantener caliente las habitaciones, se traducirá en euros. Y eso indigna. "Es triste. Parece que trabajamos por amor al arte. Sólo para pagar", dicen en este alojamiento, que lleva varios años manteniendo los precios.

Como ellos, son muchos los negocios y los ciudadanos que abrirán el buzón, si no con miedo, con recelo. Saben que tendrán que pagar más solo por evitar el frío o por sacar adelante el negocio. Pero cuánto supondrá, seguirá algunos días sin respuesta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios