Provincia de Cádiz

La fiscal pide al tribunal que encarcele a los padres de la menor mauritana

  • La Audiencia señala para el próximo día 20 una vista sobre la solicitud de la Fiscalía · La madre de la joven, condenada a 17 años, estuvo en prisión preventiva antes del juicio durante unos 12 meses

La Fiscalía ha solicitado a la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cádiz que encarcele a los padres de la menor mauritana que fueron condenados la semana pasada tras un juicio por violación y otros delitos. El tribunal impuso a la madre de la joven 17 años de prisión, de los que 13 y medio corresponden a su condena como coautora de una agresión sexual a su hija. La sentencia absolvió al padre de violación pero lo condenó a un año y medio por un delito de amenazas. El tercer procesado, el marido de la menor, fue condenado a 13 años y medio de cárcel por agresión sexual.

Tanto la defensa de los tres procesados como la Fiscalía han anunciado recursos contra la sentencia, que no es firme, ante el Tribunal Supremo. En espera del pronunciamiento de ese tribunal, que confirmará o revocará la resolución de la Audiencia, la Fiscalía quiere que los padres de la menor permanezcan en prisión preventiva. Ambos se encuentran en libertad. El padre nunca pisó la prisión. La madre sí estuvo encarcelada, durante aproximadamente un año, antes del juicio celebrado en tres jornadas, entre los días 5 y 12 del pasado marzo. Los hechos juzgados en el palacio de Justicia de Cádiz sucedieron en junio de 2007 en Puerto Real. El marido de la joven se encuentra en prisión desde entonces.

La Sección Tercera ha señalado para el próximo día 20 la vista sobre la solicitud de la Fiscalía y también otra que abordará una petición de prórroga de prisión para el marido de la menor.

La defensa tratará de convencer al tribunal de que no acceda a las pretensiones de la Fiscalía, que probablemente ha usado el riesgo de fuga como argumento para solicitar la prisión preventiva de los padres de la menor. La madre afronta la revisión ante el Tribunal Supremo con una condena no firme de 17 años de cárcel. El padre, con una de un año y medio pero con una petición de la Fiscalía en su recurso que suma 20 años y diez meses.

La sentencia de la Audiencia, que debe pasar el filtro del Supremo, ve probado que la menor fue violada en junio de 2007 en Puerto Real y que de la agresión sexual fueron coautores el marido de la joven y la madre de ésta. Al padre de la menor, la sentencia lo considera autor de amenazas a su hija.

Los tres procesados son mauritanos. Los padres de la menor residen en España desde hace muchos años y la joven nació en Cádiz. Desde muy pequeña se crió con una familia española, con la que continúa, pero sin perder el contacto con la suya. La sentencia explica que cuando la menor tenía 12 años, sus padres la trasladaron a Mauritania y que allí se casó luego con E.M., nacido en 1966. Ella tenía 13 años.

La menor regresó a España meses después, narra la sentencia, en busca de asistencia médica: padecía frecuentes mareos y desvanecimientos. Ya en España, residió de nuevo con la familia española.

En mayo de 2007, ante la inminente llegada de E.M., los padres de la menor la hicieron regresar a su domicilio y entonces comenzaron las amenazas a la joven cuando ella les dijo que no quería acostarse con su marido, afirma la sentencia. Ellos le respondieron que si no lo hacía, le pegarían, la llevarían a Mauritania y la lapidarían, estima probado la resolución. La joven logró durante unos días evitar las relaciones sexuales con su marido, afirma la sentencia, pero finalmente, coaccionada por la madre, que llegó a morder a su hija en un pecho, se produjo la violación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios