Irene García. Secretaria general del PSOE de Cádiz y portavoz en la Diputación provincial

"La falta de apoyo del PP al ferrocarril es incomprensible con 200.000 parados"

  • La máxima responsable de los socialistas gaditanos ve en la asunción de competencias las dificultades de los ayuntamientos Considera zanjada la crisis en el grupo provincial

La secretaria general del PSOE de Cádiz afronta 2013 dando por cerrada la crisis del grupo en la Diputación Provincial y con la mirada puesta en el encuentro con el presidente del PP gaditano, Antonio Sanz, el próximo viernes 11. García aspira a que la cita sea el arranque de una agenda de trabajo por el empleo.

-¿Año nuevo, proyectos nuevos?

-Desgraciadamente, toca continuar con proyectos pendientes. Tenemos que continuar poniendo en el "debe" muchas de las inversiones que son fundamentales para esta comarca, como el corredor ferroviario Algeciras-Bobadilla, que no cuenta con el respaldo necesario del PP en los Presupuestos Generales del Estado. El Gobierno central va a licitar un tramo del corredor que no beneficia a Algeciras, algo incomprensible porque serviría para generar empleo en una provincia con más de 200.000 parados.

-Hace veinte años la demanda para vertebrar la provincia y generar empleo era la autovía Jerez-Los Barrios. ¿Hoy es el tren?

-Espero que no transcurran 20 años. Hemos querido hacer una punta de lanza con esa infraestructura porque es vital. Es un tramo pequeño que necesita una modernización pero no se ha contemplado en el último presupuesto del Estado una inversión suficiente.

-El próximo viernes tiene un encuentro con el PP de Cádiz. ¿Qué espera de la cita?

-Hice un llamamiento a todos los agentes de la provincia. Me contestaron los sindicatos, Izquierda Unida y la Confederación de Empresarios. Parece que en un principio no les gustó la idea pero finalmente vamos a sentarnos. Iremos como siempre, con los temas fundamentales de la provincia y para ser una única voz por el bien de los ciudadanos. Vamos con ganas, pero somos prudentes porque desde que lo hemos anunciado hay salidas de tono muy crispadas. Pero vamos a tratar de trazar una hoja de ruta por el empleo en la provincia.

-Hoja de ruta, agenda por Cádiz... ¿Se acaba cayendo en un lenguaje grandilocuente pero a la hora de la verdad se hablan idiomas diferentes?

-Hay diferentes posiciones del PP allá donde esté. Tenemos el ejemplo más evidente en Algeciras; lo que se defiende en Madrid no tiene nada que ver con lo que se dice aquí.

-Hace alusión a los presupuestos del Estado y su exigua partida en infraestructuras, pero la Junta siquiera ha concretado las inversiones. ¿Eso no genera preocupación en los ciudadanos?

-La Junta de Andalucía ha hecho un presupuesto aún a sabiendas de que contaba con el hostigamiento y la asfixia del Gobierno de España. Hay infraestructuras pendientes pero los ciudadanos entienden que en esta situación, ellos son lo primero. La inversión en las personas es lo primero, por encima de una inversión en ladrillo. Y para ello hay que destinar el mayor presupuesto para que la educación no sea un producto de lujo, para que la sanidad sea accesible a cualquier ciudadano o que se puedan revalorizar las pensiones y programas de empleo.

-Entrando en la situación del partido, ¿cree que el PSOE ha tocado fondo?

-Venimos de una situación de absoluta desconfianza hacia el Partido Socialista, donde los ciudadanos nos dieron la espalda. Cometimos muchos errores, hicimos cosas que no debiéramos y no las explicamos bien. Ello provocó un gran rechazo en las últimas elecciones generales. Sin embargo, en las autonómicas hubo una recuperación de la confianza. La gente se dio cuenta de la verdadera cara del Partido Popular pese a que intentaron maquillar la realidad. Su proyecto vacío se ha convertido en un fraude. Ese tipo de situaciones provoca hastío.

-¿No crean hastío los problemas de familia? Pregunto por la crisis en la portavocía socialista de la Diputación...

-En todos los partidos políticos hay tensiones internas. El PSOE ha sido muy proclive a hacerlas públicas, pero es una cuarta parte de lo que ocurre en el Partido Popular. El presidente del PP hace dos días, José Loaiza, recibió un auténtico empujón para ser sustituido por Antonio Sanz. Doy por zanjada la crisis en el seno del PSOE provincial. Ahora hay diálogo y entendimiento.

-Ha hecho alusión a Loaiza, presidente de la Diputación. ¿Cómo valora su gestión desde la bancada de la oposición?

-Su año como presidente va a pasar a la historia por carecer de historia y gestión. La Diputación de Cádiz ha perdido el fuelle y capacidad de gestión.

-Un buen capote sí le ha echado a La Línea...

-No lo es. Le ha devuelto el dinero con el que contribuyen sus ciudadanos. Al que sí se lo ha echado es a Jerez de la Frontera, lo que hace que hoy esté en riesgo el servicio provincial de recaudación. Y por eso quizás no se pueda ayudar a La Línea.

-¿No ha habido ningún anticipo?

-No son anticipos extraordinarios. Son sus propios impuestos. Sí lo hubo de 22 millones de euros a Jerez de la Frontera.

-Valore entonces la cara y la cruz que supone la gestión del PSOE en la comarca, en La Línea y San Roque.

-La situación de La Línea es muy parecida a la que he vivido durante cuatro años como alcaldesa de Sanlúcar. Es el ejemplo de lo que hace el PP cuando gobierna en ciudades grandes: urbanismo exacerbado, derroche del dinero público, contratación desorbitada de afines y uso político de las administraciones. Es un ejemplo calcado que deriva en impago a proveedores o a la Seguridad Social y Hacienda mientras que la ciudad no puede desarrollarse.

-¿Y eso no ha pasado en Los Barrios?

-Usted me ha preguntado por La Línea. Su alcaldesa está haciendo un esfuerzo sobrehumano. La situación de La Línea, San Roque, Los Barrios o Sanlúcar es insostenible porque se asumen competencias sin tener capacidad para afrontarlas.

-¿Qué sensación tiene en Castellar, donde el PSOE e IU no parecen entenderse?

-El pacto ya no oculto de IU con el PP defraudó a la mayoría. Deseo que haya un entendimiento de la izquierda.

-2013 supone el ecuador del mandato municipal. ¿Comienza la carrera electoral?

-Comenzó desde el recuento de votos. Las elecciones municipales de 2011 no fueron un termómetro justo y dejaron en la cuneta a responsables de una magnífica gestión. Desde la oposición buscamos recuperar la confianza.

-¿Y eso cómo se consigue?

-Diciendo la verdad. Aunque ha habido desencuentros con el PSOE, tenemos que estar muy cerca de la gente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios