Provincia de Cádiz

Los fallecidos en el autogiro son dos hombres naturales de Estonia

  • Las primeras investigaciones apuntan a que la aeronave cayó sobre la finca de Medina seis días antes de que fuera hallada · Perros antidroga rastrean la zona

La Guardia Civil ya ha logrado identificar a las dos víctimas que viajaban en la aeronave siniestrada hallada en una finca de Medina anteayer al mediodía. Según ha podido saber este periódico de fuentes cercanas a la investigación, se trata de dos hombres naturales de Estonia, que han sido identificados como Andrei K. y Robert K. Sus cuerpos seguían ayer en el Instituto de Medicina Legal de Cádiz, a donde fueron trasladados la noche anterior para serles practicada la autopsia.

Las primeras investigaciones apuntan a que la aeronave que terminó convertida en un amasijo de hierros, tras ser pasto de las llamas, en la finca Croquer, sufrió el siniestro cuyas causas aún está por determinar en torno a cinco o seis días antes de que fuera hallada por unos trabajadores que realizaban labores de desmonte en los terrenos. Asimismo, ya se habría confirmado que el artefacto era un autogiro, que lleva el motor en la cola.

Son agentes de la Policía Judicial de la Comandancia de Cádiz los que llevan la investigación de las diligencias abiertas por el Juzgado de Instrucción de Chiclana de guardia.

Otras fuentes consultadas por este diario indicaron que en el transcurso de la jornada de ayer perros especialistas en la detección de estupefacientes de la Guardia Civil estuvieron rastreando las inmediaciones del lugar en el que fue hallado el autogiro y los cadáveres calcinados. Y es que, al parecer, la principal hipótesis que se baraja es que el vuelo del artefacto estuviera relacionado con el tráfico de droga.

Así las cosas, el hecho de que los dos cadáveres estuvieran completamente carbonizados indicaría que el autogiro viajaba con el tanque lleno de combustible. De ahí que lo lógico fuera pensar en este caso que los ocupantes del artefacto hubieran emprendido supuestamente el viaje de ida a Marruecos para cargar droga cuando sufrieron el accidente.

Fue el lunes al mediodía cuando trabajadores de la finca Croquer divisaron los restos del autogiro calcinado sobre una ladera, cuando se disponían a preparar un cortafuegos.

Tras dar la voz de alarma sobre el hallazgo, efectivos de la Guardia Civil se dirigieron hacia la zona, iniciando sobre el terreno las primeras investigaciones para esclarecer las circunstancias del siniestro. Los cadáveres fueron levantados sobre las nueve de la noche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios