sector naval

Las empresas miran más allá del "actual sistema ineficiente"

  • El Clúster Marítimo Naval de Cádiz plantea en su plan estratégico hasta 2020 mejorar la formación, la unión entre empresas y su tecnología

Alumnos en formación en la Escuela de Las Canteras, en Puerto Real.

Alumnos en formación en la Escuela de Las Canteras, en Puerto Real. / fito carreto

Diciembre de 2014. A finales de ese mes, la Delegación del Gobierno andaluz en Cádiz acogía la firma de constitución de algo que estaba llamado a revolucionar el sector naval en la provincia: el Clúster Marítimo Naval de Cádiz. Era época de máximo esplendor de los clústeres y el del sector naval no podía ser menos. Su creación contó con la firma de la presidenta de la Junta, Susana Díaz; la Administración del Estado; del rector de la UCA; del presidente de Navantia; la Confederación de Empresarios; los dos principales sindicatos; la Federación del Metal... Es decir, estaban todos.

Desde entonces, el Clúster parece no haber tenido claro dónde ir, hasta ahora. Hoy, cuatro años después, este conglomerado de industrias (pymes) que se dedican a trabajar para todo aquello relacionado con la construcción o reparación naval y offshore, han decidido dar el paso que quizás tuvieron que dar entonces. Han elaborado un plan estratégico que, más allá de formalismos, indice en qué no seguir haciendo y por qué apostar.

Una de las conclusiones del Clúster es que el sistema educativo actual no es el adecuadoCreen que existe una "insuficiente profesionalización del sector marítimo-naval"

En su contenido, el Clúster realiza la típica polarización entre fortalezas y debilidades, oportunidades y amenazas. Y aquí ofrece alguna de las claves por las que pasa el futuro de esta industria gaditana. Una de ellas, es clara: el sistema educativo es "ineficiente". La ausencia de profesionales formados con arreglo a la demanda actual vuelve a salir pues a la palestra en este epígrafe que encierra muchos de los conflictos a los que, diariamente, se enfrentan estas empresas. Directamente, "faltan profesionales en el sector", asegura.

Pero no es la única crítica. También habla el Clúster de una "cadena de suministro ineficiente", de un mercado de buques civiles en contracción; de la entrada en el mercado de competidores asiáticos, unido a un sector de actividad cíclico, "no estable ni continuo" (clave en la salida de la provincia de Cádiz de muchos de esos profesionales que ahora se echan en falta). Por último, dos asuntos más que también se consideran amenazas: "cambios normativos y regulaciones (europea/española)"; y "falta de apoyo por parte de las administraciones".

Siguen con la autocrítica o, mejor, con una auto radiografía que muestran bajo el epígrafe de "debilidades". Aquí mencionan varios aspectos. Uno de ellos, la falta de financiación del Clúster, unido a lo que consideran como "bajo nivel de inversiones de las empresas". Esto lleva, como añaden, a una "insuficiente profesionalización del sector". Otras debilidades son asuntos que llevan años en la mesa de debate y que, por lo que parece, sigue sin solucionarse: el reducido tamaño de las empresas, la baja capacidad tecnológica y el hecho de que no consiga aumentarse el número de asociados. Esto lleva a que exista una "diferencia entre las tractoras -Navantia o Dragados- y las auxiliares"; a tener una "percepción de falta de sentido de utilidad del Clúster". Esto, junto con la "escasa digitalización del sector", le lleva a concluir que tienen "dificultad para dar continuidad a los objetivos del Clúster".

Pero no todo son críticas. Al menos, en estos cuatro años, han sabido leer el camino para encontrar soluciones. Y estas son las que plantean. De un lado, aprovechar sus fortalezas. Hay que tener en cuenta que, según los datos del plan estratégico del Clúster, el número de empresas andaluzas vinculadas al sector marítimo y naval en toda Andalucía asciende a 250 y emplea a 9.867 trabajadores. El tamaño medio de la empresa es de 41 trabajadores y el 86% cuenta con menos de 50 empleados. Pues el 65,2% de todas esas empresas del sector está situado en la provincia de Cádiz.

Pues bien, con esta base, el Clúster gaditano tiene claro que tiene que sacar rendimiento a las "buenas infraestructuras e instalaciones en el sector". Cuentan con otro punto a favor, la "consolidación de la industria naval gaditana" y la "existencia -aunque aún no ha empezado a funcionar como tal- de un Centro de Fabricación Avanzada (CFA)". También asumen la "buena profesionalización y crecimiento del equipo técnico", así como "la excelente ubicación geográfica, concentración de empresas", o "el mayor contacto e interrelación entre ellas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios