Provincia de Cádiz

610 embarazos en la Sierra durante los primeros seis meses del año

  • Esta cifra representa el 2% del total de mujeres en edad fértil de la comarca gaditana

Un total de 610 mujeres han sido atendidas por las matronas del Distrito de Atención Primaria Sierra de Cádiz durante el primer semestre del año. En la región viven en total 30.220 mujeres en edad fértil (entre 15 y 49 años), de las cuales un 2% del total ha quedado en estado durante este periodo.

Durante todo el año 2010, 988 embarazadas acudieron a la consulta de control de embarazo antes de terminar las 12 primeras semanas de gestación. Este año, de continuarse la tendencia, la cifra aumentaría alrededor de un 13% respecto a hace dos años.

Es en esta primera consulta de embarazo en la que la matrona ofrece a la futura madre información sobre la atención que recibirá durante su embarazo en los centros de salud andaluces. La futura madre también es asesorada al respecto de temas como la alimentación, la lactancia y los efectos que el tabaco puede tener sobre el bebé.

Según indicó la Junta en un comunicado, un total de 512 mujeres embarazadas se han beneficiado de las clases de educación maternal, realizadas desde el primer trimestre de gestación, en las que las mujeres reciben información acerca del embarazo, el parto y el puerperio, así como consejos sobre los cuidados del recién nacido y la lactancia materna. Además, 241 mujeres han acudido a los centros de salud en visita puerperal en los primeros diez días después del parto. En dicha consulta las matronas atienden tanto a la madre como al bebé.

Los centros de atención primaria de la provincia ofrecen un seguimiento del embarazo que aborda desde la educación maternal a la atención puerperal. Según describe el comunicado de la Consejería de Salud y Bienestar social, ello ha permitido incorporar en todo el sistema sanitario público andaluz en enfoque común en la asistencia de la paciente con una coordinación total entre los centros de salud y los hospitales.

La atención sanitaria que debe recibir la mujer, protocolizada en cada uno de los momentos, incluye la realización de varias consultas y pruebas diagnósticas específicas tanto con el médico de familia, enfermera o matrona del centro de salud, como con los facultativos especialistas en el centro hospitalario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios