Comenzaron el repliegue el 11 de julio

Los drones de la Armada vuelven a Torregorda desde Irak

  • La Undécima Escuadrilla, con base en Cádiz, ha contribuido desde 2017 a la operación de lucha contra el terrorismo, sumando 1000 horas de vuelo

La Undécima Escuadrilla de la Armada regresa a Torregorda. Este jueves comenzó el repliegue de su último contingente en Irak, donde han formado el destacamento Sombra, de lucha contra el terrorismo, desde hace casi dos años, sumando más de mil horas de vuelo.

El scaneagle, su sistema aéreo no tripulado de apenas 20 kilos, 1,5 metros de largo y algo más de 3 de ancho, ha mejorado en este tiempo las capacidades de inteligencia, vigilancia y reconocimiento en la operación Inherent Resolve con su vuelo discreto. El drone de la Undécima ha apoyado a las unidades de operaciones especiales españolas, que se encuentran en la zona adiestrando al ejército iraquí como parte de la coalición internacional de lucha contra el Daesh, con unos 500 militares españoles. La unidad aérea Sombra, contribuye a la seguridad de las tropas españolas en la zona y los Sistemas Aéreos Pilotados de Forma Remota (RPAS), explican desde el EMAD, "permiten la conveniente identificación de las amenazas y garantizan la seguridad y protección de las fuerzas españolas desplegadas en Irak".

Preparación de un sistema 'scaneagle' para su lanzamiento. Preparación de un sistema 'scaneagle' para su lanzamiento.

Preparación de un sistema 'scaneagle' para su lanzamiento. / EMAD

La Undécima Escuadrilla regresa a su casa de Torregorda con logros significativos. "Hemos colaborado en misiones muy importantes con las fuerzas iraquíes e internacionales, apoyándoles en logros significativos que han llevado a la declaración de fin de la guerra por parte del presidente de Irak", apuntaba su comandante en una entrevista a este medio en 2018, orgulloso de seguir contribuyendo a la lucha contra el DAESH cuyas células clandestinas permanecen en el territorio y amenazan a la población en ciertas zonas. Hasta 1000 horas de vuelo, algo que han celebrado poco antes de partir, han realizado en esta misión, lo que es una buena muestra.

Ahora, será el turno del sistema Orbiter, del Ejército de Tierra que continuará la labor realizada por la Undécima desde octubre de 2017. En un despliegue que se ha ido alargando desde entonces, cada equipo que partía de Cádiz estaba formado por ocho personas entre pilotos, personal de mantenimiento y línea de vuelo, a los que se suma un equipo de analistas de imágenes.

Primera misión en tierra

Trabajando con uno de los aviones no tripulados. Trabajando con uno de los aviones no tripulados.

Trabajando con uno de los aviones no tripulados. / EMAD

La misión en Irak supuso un hito importante para la Undécima Escuadrilla, ya que era su primera en tierra desde su creación en 2014. A pesar de su juventud, la escuadrilla ya ha realizado despliegues en la operación Atalanta de lucha contra la piratería en el Cuerno de África como unidad aérea embarcada en los buques de la Flota y estos casi dos años en Irak. El año pasado se recibió el material correspondiente a un tercer sistema Scaneagle y además se encontraba en fase de prueba un sistema parecido de fabricación nacional, actualmente a disposición de la Infantería de Marina.

El ScanEagle, la aeronave de la escuadrilla más joven de la Armada, es capaz de volar más de 16 horas dentro de un radio aproximado de 100 km desde su estación de control, cuenta con diferentes configuraciones para la recolección de imágenes tanto diurnas como nocturnas e infrarrojas. Además, y como característica principal, cuenta con un sistema de lanzamiento y recogida que le permite operar sin necesidad de pista, lo que lo convierte en un sistema versátil capaz de operar desde plataformas navales o desde tierra.

1000 horas de vuelo de los drones de la Armada en Irak / EMAD

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios