Provincia de Cádiz

A disposición judicial un cazador que dejó a su perra con un disparo en la cabeza

  • El Seprona afirma que disparó de forma fortuita al animal y que no lo buscó tras quedar herido

La perra, después de ser operada. La perra, después de ser operada.

La perra, después de ser operada. / d. c.

Agentes de la patrulla del Seprona de la Guardia Civil han puesto a disposición judicial a un hombre, en calidad de investigado, como presunto autor de los delitos de maltrato y abandono animal. Se trata del cazador que a principios de este mes abandonó a su perra en el campo con un disparo en la cabeza. Tras ser rescatada por un voluntario de la protectora Prodean, en La Línea, fue operada y perdió el ojo izquierdo y parte de la oreja del mismo lado de la cabeza. Ahora se encuentra bien.

La investigación se inició a raíz de la denuncia presentada por Prodean por el hallazgo de una perra con un tiro de escopeta en la cabeza en la zona industrial de La Palmosa, en Alcalá de Los Gazules. El animal quedó ingresado en observación y cuando recuperó fuerzas fue operada porque el ojo y la oreja estaban muy afectados, hasta el punto de que presentaba miasis, un enfermedad parasitaria ocasionada por larvas de mosca.

En la investigación, la Guardia Civil ha concluido que el propietario de la perra estaba participando en una cacería con el animal y que en uno de los lances disparó a una pieza que era perseguida por la perra. Según el atestado policial, el ahora investigado disparó el arma de forma negligente y no buscó con la debida diligencia al animal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios