Provincia de Cádiz

El día en el que el 'marrón' se convirtió en verde

Poco acostumbrados a alardes de sinceridad, los políticos se dejaron llevar ayer por el embriagador perfume de las obras.

El primero, el reconocimiento (a posteriori) del consejero de Gobernación, Luis Pizarro, de que no todos los ministerios entendieron en un inicio el proyecto que él, entre otros representantes socialistas, intentaban poner en marcha. O que el paso del tiempo "por la lentitud de la administración" (así lo dijo) había retrasado su comienzo.

Pero el más natural, el que salió de más adentro, y tal vez el que más sorpresa causó fue el que salió de boca de la presidenta del Consorcio de Las Aletas, Juana Lázaro, acostumbrada a medir siempre cada expresión y con la seriedad que el cargo implica. Tal vez ayer decidió hacer una excepción y reconoció ante todos que la primera vez que le hablaron de este proyecto pensó que era "un marrón, pero que el marrón se está convirtiendo en verde".

A ello se le unió el descuido del subdelegado del Gobierno en Cádiz, Sebastián Saucedo quien, finalizadas las intervenciones y sin cerciorarse de que los micrófonos aún estaban abiertos, espetó: "Muy bien Juana, me acuerdo de la primera vez que nos reunimos y tenías una cara de cabreo...".

Pero hubo una frase que sirvió a cada uno de los que intervinieron ayer en el acto de inicio de obras. El alcalde de Puerto Real, José Antonio Barroso, quiso 'bendecir' la nueva joya de la Bahía y, para ello, deseó a todos "verles aquí dentro de 20 años culminando el proceso, no de construcción, sino de instalación de este polígono y hablando de la realidad de otro".

Juana Lázaro le respondió de inmediato: "Dentro de 20 años seguro que estamos aquí aunque sea un poco más viejos". También lo hizo el presidente de Diputación, Francisco González Cabaña: "No cabe duda de que dentro de 20 años estaremos aquí, ojalá". Sólo el consejero de Empleo, Antonio Fernández, reconoció que le gustaría verlo dentro de 20 años, "pero desde otro sitio".

"Volver, con la frente marchita, las nieves del tiempo platearon mi sien. Sentir, que es un soplo la vida, que veinte años no es nada...". Habrá que hacer caso del tango.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios