Provincia de Cádiz

El derribo de 12 viviendas ampliará la calle Arcos y el patio de un colegio

  • Las familias que ocupaban los pisos han sido realojadas en la urbanización Pocito Blanco

Coincidiendo con las vacaciones navideñas, el Ayuntamiento de Conil, a través de su empresa pública Rosam, ha iniciado el derribo de doce pisos de propiedad municipal en la calle Arcos para rehabilitar la zona. Las palas entraron días pasados para iniciar la demolición de las viviendas, que se encuentran en ruinas.

El alcalde de Conil, Antonio Roldán (IU), considera que se trata de una actuación que no sólo soluciona el problema de las familias. Derribado el edificio, el solar dará más amplitud a la calle Arcos y ampliará el patio del colegio infantil Menéndez Pidal.

Las obras de demolición han sido contratadas por la empresa municipal Rosam por encargo del Ayuntamiento y las está ejecutando, tras adjudicación por concurso público, la empresa Demo Aragón. La inversión total de la actuación es de 34.180 euros. La demolición acabará coincidiendo con el fin de las vacaciones escolares, dado que los trabajos se están realizando junto a un colegio de la localidad.

Las viviendas, que cuentan con una antigüedad de 60 años aproximadamente, han sido habitadas desde su construcción por diferentes familias en régimen de alquiler. Esos vecinos han sido realojados, también en régimen de alquiler, en una promoción de 44 viviendas construidas recientemente por Rosam en la urbanización Pocito Blanco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios