Provincia de Cádiz

Un médico denuncia por mobbing laboral a una compañía médica privada

  • Al facultativo, primero le prohibieron operar, luego le exigieron bajar la tarifa y al final han terminado rescindiéndole el contrato

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Cádiz será escenario el próximo día 16 de un acto de conciliación bastante peculiar, el promovido por un médico que ha demandado por mobbing (acoso laboral) a una compañía médica privada.

El denunciante, F.V.A., un reputado especialista en otorrinolaringología, acusa al responsable de la compañía Asisa en Cádiz de haberle estado acosando en los últimos tiempos, para terminar rescindiéndole el contrato.

El especialista trabajaba para Asisa, operando en su clínica en Jerez, desde hacía años. Los problemas comenzaron, según la versión del denunciante, cuando el sobrino del director general de la compañía en la provincia procedió a darse de alta como él de otorrino, trabajando también en las instalaciones jerezanas. Poco después, al denunciante primero le denegaron el código para que pudiera operar en el centro jerezano, que precisamente había constituido él mismo junto con su socia. Después, según reza en la denuncia presentada por su abogado, el gaditano José Luis Ortiz Miranda, ante la presión realizada por la Clínica Asisa Jerez, a causa del importante descenso que experimentaron las operaciones quirúrgicas de la especialidad del médico, la compañía aceptó concederle otro código para que pudiera volver a intervenir.

Con posterioridad, desde Asisa le notificaron que las operaciones de cirugía de endoscopia nasosinusal bilateral, que llevaba siete años facturando por unos 300 euros, sólo podía facturarlas a menos de 30 euros. Así las cosas, F.V.A. empezó a cobrar directamente el material quirúrgico al paciente, hasta que Asisa le negó la posibilidad de hacerlo.

Después llegó la prohibición de operar en una clínica de Cádiz, dejándole sólo intervenir en Jerez. Y el proceso que él califica de acoso laboral ha terminado con la rescisión de su contrato, a finales del pasado abril, sin preaviso.

El especialista ha decidido emprender acciones legales contra el director de la compañía. como paso previo a la demanda, se ha convocado un acto de conciliación. El otorrino reclama una indemnización de 20.000 euros por los daños y perjuicios sufridos, al sentirse "infravalorado y tratado de modo discriminatorio respecto a otros compañeros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios