Provincia de Cádiz

El debate sobre los controles en la Verja se cuela en la Eurocámara

  • De Grandes defiende la posición española ante los ataques de los euroescépticos

La crisis entre Madrid y Londres a cuenta de Gibraltar se coló ayer en el debate sobre el estado de la Unión que se celebró en la Eurocámara. Dos eurodiputados británicos euroescépticos criticaron el endurecimiento de los controles fronterizos en Gibraltar.

La crisis en Gibraltar fue planteada primero por el eurodiputado liberal británico Graham Watson, que denunció que España está denegando "de forma sistemática e injustificada" el derecho a la libre circulación a los habitantes del Peñón y pidió a la Eurocámara que exprese su "solidaridad" con los ciudadanos gibraltareños y su "consternación" por los controles fronterizos y por las declaraciones del ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, al respecto.

También el líder de los conservadores británicos, Martin Callanan, dijo que "los principales perjudicados son los españoles pobres que quieren cruzar la frontera hacia un Gibraltar libre y próspero y ganar dinero para sus familias".

A su juicio, la estrategia está diseñada "para distraer la atención de los muchos problemas domésticos que el señor García-Margallo está sufriendo", dijo Callanan.

Por su parte el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, lamentó que los eurodiputados usen sus turnos de palabra "para lanzar mensajes a su electorado".

A estas intervenciones replicó el eurodiputado del PP Luis de Grandes, que dijo que la causa de los problemas en Gibraltar es que "el Gobierno de España está intentando adoptar medidas para evitar el contrabando de tabaco, la evasión fiscal y el blanqueo de capitales". A su juicio, la solución es el diálogo entre Madrid y Londres. "Sobran intervenciones nostálgicas y electoralistas en defensa de una colonia que no tiene sentido en Europa", zanjó.

Antes de este cruce de opiniones, el eurodiputado alemán, Jurgen Creutzmann, defendió que Gibraltar es un líder en cuanto a normas y reglamentos cuando se trata de juegos de azar en línea. Creutzmann estuvo involucrado en un informe sobre los juegos en línea por encargo del Parlamento Europeo y afirma que la legislación yanita es ejemplar. Antes de la bronca por Gibraltar los eurodiputados británicos atizaron a España a cuenta del paro.

Por otra parte, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, mantuvo una reunión con representantes de otros ministerios del Gobierno para analizar distintos aspectos del contencioso con Gibraltar, según informaron fuentes diplomáticas.

La reunión tuvo lugar por la tarde en la sede del Ministerio de Exteriores en Madrid. Se trata de uno más de los encuentros interministeriales celebrados para analizar esta cuestión desde que surgieron las últimas tensiones con las autoridades del Peñón por el lanzamiento de bloques de hormigón en aguas próximas a Gibraltar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios