Coronavirus Cádiz "Es normal que los niños tengan miedo a salir de la cuarentena"

  • La psicóloga Paloma Cuenca aconseja hablar mucho con ellos para que comprendan que pueden volver a la calle con precaución

  • "Ellos tienen una gran capacidad de adaptación, en un año lo habrán olvidado todo"

La psicóloga Paloma Cuenca.

La psicóloga Paloma Cuenca. / D.C.

Los tentáculos del coronavirus son largos y están llegando más lejos de lo que imaginábamos. Atacan al cuerpo pero también a la mente de un sector de la población especialmente vulnerable: los niños. Hay chiquillos que no quieren salir a aplaudir al balcón porque tienen miedo a que el coronavirus los alcance. Hay otros que no quieren acercarse a sus padres cuando estos vuelven de hacer la compra o de trabajar. Cuando el próximo domingo los más pequeños puedan volver a salir, algunos tendrán que enfrentarse a ese monstruo que nunca han visto pero del que llevan semanas escuchando hablar, el dichoso Covid-19.

La psicóloga Paloma Cuenca considera “normal que los niños tengan miedo a salir de la cuarentena". “Llevamos 42 días hablando de lo malo que es el coronavirus, que no podemos salir porque mata a la gente y que hay que combatirlo. Ahora, lo que tenemos que hacer es explicarles que se puede salir aunque el virus continúe ahí fuera”.

Sobre las pautas que deben seguir los padres para que sus hijos puedan superar ese miedo a salir a la calle, la especialista señala: “Si hay síntomas de evitación, lo mejor es explicarles la situación. Hay que decirles la verdad de una manera fácil y resolviendo todas sus dudas. La clave está en hablar mucho con ellos".

"A los adultos este momento nos marcará de por vida, a los niños no"

Cuestionada sobre si hay un perfil especialmente vulnerable dentro de la población infantil, Cuenca afirma que “los más pequeños, al razonar menos, pueden tener más miedos, ya que es difícil para ellos entender por qué el sábado no se puede salir y el domingo, sí. El miedo se les quedó hace ya más de 40 días en la mente y ahora hay que volver a contarles otra historia para que lo superen. Dependiendo de la edad, debemos de tratarlo de una manera u otra”.

La psicóloga no alberga dudas de los beneficios que reportará a los pequeños de la casa poder salir una hora al día a partir del próximo domingo. “Mejorará su salud física, su resistencia, su agilidad y su capacidad pulmonar. Dormirán mejor, evitará la obesidad infantil, favorecerá la concentración, disminuirá el estrés y, sobre todo, mejorará el estado de ánimo de los niños”.

Paloma Cuenca aprovecha estas líneas para mandar un mensaje de tranquilidad a las familias, tanto a niños como a padres. “Los pequeños tienen una gran capacidad de adaptación y son muy flexibles, a veces somos los padres los que ponemos las limitaciones o los miedos sin ser verdaderamente reales. Al igual que entendieron que no podían salir porque se lo explicamos muy bien, comprenderán que ahora hay que tomar precauciones para volver a la calle, y en unos meses se les habrá olvidado. Sin embargo, a los adultos este momento nos marcará de por vida, pero a los niños no. Ellos en un año se habrán olvidado de todo esto”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios