Provincia de Cádiz

El concurso para la gestión de las piscinas, desierto por tercera vez

  • Ayer se dio cuenta en el pleno que la única empresa que se presentó no cumplía el perfil

El concurso de la licitación de la gestión del servicio del complejo municipal de piscinas ha quedado desierto por tercera vez. La única empresa que había optado en esta tercera intentona del Ayuntamiento, Adecusa Sport S.L., tampoco cumplía con todos los requisitos que se solicitaban en el pliego de condiciones. El plazo ha finalizado y nadie más ha querido optar por un negocio que desde el Ayuntamiento consideran "muy rentable y ventajoso". Las condiciones económicas ya sufrieron una modificación para atraer a los inversores que estaban reacios, pero eso tampoco ha animado a las que, según el Consistorio, "no habían tenido tiempo de presentar la documentación al abrirse el proceso en pleno mes de agosto". Ayer se dio cuenta de la declaración de desierto en un punto de urgencia dentro del pleno ordinario de octubre. Esta nueva situación ha provocado críticas por parte de los grupos de la oposición.

El grupo municipal de IU reprochó la gestión que sobre este asunto se ha venido llevando a cabo desde su origen. Según la portavoz izquierdista, Susana Sánchez, "la codicia del PA lo llevó a elaborar un pliego de condiciones basado en criterios meramente económicos, que exigía una desorbitada inversión a las empresas interesadas, exigiendo los pagos del canon municipal de 15 años por adelantado, lo que ha supuesto el principal obstáculo para las empresas interesadas". Mientras el asunto se soluciona, es la actual concesionaria del complejo, la empresa Sidecu, la que ha firmado varias prórrogas para continuar con el servicio, la última de ellas con fecha de caducidad para el 31 de octubre. A partir de esa fecha, Sánchez desconoce "si volverán a firmar un nueva acuerdo o definitivamente se irá". Esta situación, a juicio de IU, "sigue generando desconfianza en los usuarios y está produciendo especial inquietud en los empleados por su incertidumbre laboral".

Por su parte el grupo socialista considera que la situación "no es casual". Ana Mosquera criticó la "inoperancia del equipo de Peinado, que sigue rebajando las condiciones hasta que termine regalando el servicio para perjuicio de usuarios y empleados".

Ambas formaciones (IU y PSOE) encontraron la respuesta del equipo de Gobierno, que marcó el origen del problema en el "mal enfoque que dio el anterior equipo de Gobierno en el pliego inicial, cuando no se salvaguardaron todas las garantías legales y el contrato con la actual concesionaria quedó sin efecto, por lo que se ha tenido que abrir un nuevo proceso". El responsable de Hacienda del Ayuntamiento, Jesús Plaza, aseguró que las condiciones que ahora se ofertan son mucho mejores para el Ayuntamiento que las de entonces, pero que la situación económica actual no es la mejor para las empresas. Plaza insistió en que el servicio está asegurado hasta que haya una nueva concesionaria y que los trabajadores tampoco tendrán problemas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios