Provincia de Cádiz

Una concesión gestionará en el Cerro un centro recreativo ambiental

  • En marcha los trámites administrativos que permitirán dar cabida en este espacio a un parque multiaventura y una granja-escuela

El parque del Cerro, en una fotografía tomada ayer tarde, con el muelle de Gallineras al fondo. El parque del Cerro, en una fotografía tomada ayer tarde, con el muelle de Gallineras al fondo.

El parque del Cerro, en una fotografía tomada ayer tarde, con el muelle de Gallineras al fondo. / román ríos

Aprovechar el enorme potencial que tiene el Cerro como un espacio lúdico vinculado al Parque Natural que lo rodea e integrarlo definitivamente en el conjunto urbano es una vieja aspiración del municipio. Ahora, el Ayuntamiento trabaja en una nueva iniciativa que espera que sea el revulsivo definitivo para este amplia zona verde. Desde el área de Desarrollo Sostenible se impulsa una concesión administrativa que permitirá la utilización privativa de una destacada parte del parque del Cerro con el propósito de darle actividad y, por ende, de conseguir dinamizar todo el entorno.

De los 116.574,73 metros cuadrados que ocupa este parque periurbano, al que en realidad -y a pesar de las tentativas llevadas a cabo en distintos momentos- no se ha conseguido sacar el partido, un total de 6.556 metros cuadrados se utilizarán para dar cabida a un centro recreativo ambiental mediante la citada fórmula de la concesión, una opción que hasta ahora no se había planteado y que tendrá una vigencia de 20 años (hasta 2037). Se ha previsto un canon de 3.000 euros que será mejorable al alza en el proceso de adjudicación.

Los trámites administrativos, en los que Desarrollo Sostenible trabaja desde hace meses, están ya bastante avanzados. El pliego de cláusulas que regirá la concesión está ya redactado y en manos del órgano de contratación, por lo que se espera que próximamente pueda salir publicado el correspondiente anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Este paso abrirá el plazo para la presentación de ofertas por parte de las empresas que estén interesadas en habilitar en el Cerro el pretendido centro recreativo ambiental, tras lo que se procederá a la apertura de las plicas y a su oportuna valoración antes de adjudicar la concesión. La empresa que consiga hacerse con ella dispondrá además de un plazo máximo de doce meses para poner en marcha este nuevo equipamiento deportivo y de ocio vinculado a la naturaleza ya que tendrá que hacerse cargo de toda la instalación: obras necesarias, acometidas, infraestructuras, servicios... Además, en el pliego de condiciones se incluye también la adecución y puesta en marcha de dos módulos que se encuentran junto al establecimiento de hostelería que existe en el parque -de 65 metros cuadrados cada uno- y que se destinarán a la realización de talleres y actividades.

La concesión para la puesta en marcha de este centro recreativo ambiental al que se pretende dar cabida en el Cerro abre la puerta a un amplio conjunto de actividades a desarrollar en este espacio abierto por parte de una empresa privada, que van desde un parque multiaventura -opción que se ha barajado ya en varias ocasiones para esta zona dadas las especiales características del terreno- a una granja-escuela, aulas de la naturaleza, huertos sociales y realización de actividades deportivas, recreativas y de ocio. La idea que persigue el área de Desarrollo Sostenible es compaginar la faceta más lúdica que brinda el entorno con la educativa para fomentar así también la sensibilización y el respeto por la naturaleza en un espacio cercano al Parque Natural. De ahí que se abra también la puerta a la posibilidad de adecuar una granja-escuela -de la que La Isla carece- que podría también atender la demanda de los colegios en este sentido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios