Provincia de Cádiz

La burocracia impide a los pesqueros de Barbate zarpar a Marruecos

  • El retraso en la llegada de las licencias expedidas por Rabat impidió la vuelta al caladero

Ninguno de los veinte barcos de Barbate que tenían pensado zarpar anoche hacia el caladero marroquí salió ayer de puerto debido al retraso en la llegada de las licencias expedidas por Rabat. La burocracia impidió así la partida de los barcos en la fecha prevista tras dos meses de parada biológica y pese a que sus armadores habían abonado hace más de un mes los 6.000 euros necesarios para reservar su permiso por un trimestre.

En la Cofradía de Pescadores estuvieron todo el día pendiente del fax, pero pasadas las ocho de la tarde todos desistieron en su empeño y comunicaron al capitán marítimo que no había llegado ningún documento desde Rabat.

Desde la Cofradía barbateña no quisieron ayer pronunciarse sobre esta situación, que vuelve a dejar en jaque a las autoridades comunitarias, ya que algunas fuentes afirmaban que la mayoría de las licencias ya estaban expedidas en Rabat. El siguiente paso a seguir debía ser el envío de dichas fichas por fax a la Cofradía de Barbate, que las entregaría después a los patrones y éstos a su vez a las autoridades marroquíes en la inspección técnica que deben pasar en Tánger.

Las únicas voces discordantes con este asunto han llegado desde la Federación de Cofradías de Pescadores de Andalucía, cuyo presidente, Manuel Peinado, manifestaba que "el tema de las luces es un tema fundamental que no se ha resuelto aún y que ha demostrado que sin luz no hay rentabilidad para las empresas".

A esta falta de rentabilidad se unen los altos costes en combustible, una situación que está haciendo sopesar a los armadores el acudir al caladero marroquí, aunque de momento han pagado este trimestre. Todo apunta a que esta situación no se abordará en profundidad hasta junio, cuando culmina el año de autorización provisional que dio Marruecos para que se pudiese pescar por espacio de una hora con 5.000 vatios de potencia (cinco focos halógenos) en la parte sur del caladero marroquí. Muchos pescadores aseguran que en una hora no les da tiempo siquiera a soltar toda la red que lleva el barco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios