Estafa masiva en la comarca de La Janda

El botín del 'estafador de parados' ronda ya los 100.000 euros

  • Arana 'traspasó' los servicios de barra de la plaza de toros de El Puerto y de la Caseta Municipal de Puerto Real pese a que no tenía la concesión, según nuevas denuncias

El botín que logró en la comarca de La Janda el conocido como estafadordeparados puede rondar los 100.000 euros. Al menos esta es la cantidad económica que suma la lluvia de denuncias presentadas contra el portuense Manuel Arana, recopiladas por la Guardia Civil de Benalup-Casas Viejas, que llevó la investigación, y que forman parte del procedimiento judicial que tramita el Juzgado de Instrucción número dos de Chiclana.

Manuel Arana fue detenido por la Guardia Civil en octubre del año pasado, después de que casi medio centenar de desempleados de Benalup formalizaran la correspondiente denuncia contra él, acusándole de cobrar una determinada cantidad de dinero a cambio de un puesto de trabajo. Los afectados, que estaban desesperados por encontrar un empleo, aseguran que le pagaban a Arana 1.100 euros por un empleo fijo o, si no tenían esa cantidad, 380 euros para un trabajo de carácter temporal. Y hubo núcleos familiares que llegaron a pagar más de 3.000 euros por tres empleos. Otros, incluso, tuvieron que rehipotecar sus viviendas para tener acceso a este montante.

Tras su detención en pleno centro de El Puerto de Santa María, la autoridad judicial decretó la puesta en libertad con cargos de Manuel Arana. En las últimas semanas la novedad en este procedimiento radica en que el titular del Juzgado de Instrucción que lleva la causa ha determinado la complejidad de la misma, lo que ampliará su tramitación y, por ende, demorará su posterior enjuiciamiento que se presupone que se llevará a cabo en la Audiencia Provincial de Cádiz.

Igualmente en las últimas semanas se ha conocido que, además de ese medio centenar de desempleados, a las denuncias contra Arana se han sumado varios empresarios de la comarca de La Janda que le acusan igualmente de apropiarse de dinero a cambio de servicios que jamás cumplimentó.

Entre esos casos, casi todos fechados a lo largo del año 2014, destaca por ejemplo el de dos empresarios de San José del Valle que aseguran que le pagaron a Arana en varios plazos y a lo largo de cuatro meses un total de 30.000 euros para poder explotar la barra de bar de la plaza de toros de El Puerto. Sin saber que el presunto estafador jamás disfrutó de esta concesión, y sin que mediaran contratos de por medio, estos empresarios aguardaron un tiempo pero sin ver el fruto de sus pagos. Algunas veces, y siempre según lo que ellos aseguraron ante la Guardia Civil, Arana les pedía que tuvieran un poco de paciencia y otras veces incluso los engatusaba invitándoles a una corrida.

Pero hubo otro caso similar en el que el afectado fue un vecino de la localidad sevillana de Morón. Éste interpuso igualmente otra denuncia contra el presunto estafador en la que aseguraba que le pagó igualmente 1.800 euros para poder explotar el servicio de barra de la Caseta Municipal del recinto ferial de Puerto Real, que igualmente jamás regentó. El denunciante detalló que cuando se cerró dicha operación Arana se presentó en Morón con una mujer que simuló ser la delegada municipal de Servicios Sociales del Ayuntamiento puertorrealeño.

Entre las diferentes denuncias que ya forman parte del procedimiento judicial se incluye del mismo modo otra de otro vecino de San José del Valle que asegura que le pagó a Arana un total de 4.500 euros a cambio de un puesto de trabajo para él y otro para su hijo. En ese montante incluyó 400 euros provenientes de una herencia por la muerte de un familiar directo, un dinero que perdió y que jamás pudo recuperar. Este vecino de la localidad vallense fue engatusado tras serle ofrecido un puesto de encargado de un grupo de trabajadores que se dedicarían al mantenimiento de carreteras, con un ficticio sueldo mensual de 3.000 euros y con un vehículo de empresa que estaría a su disposición. Previamente, eso sí, Arana le reclamó otro pago de 1.100 euros que le permitirían recibir unos cursos de formación para posteriormente poder asumir unos cometidos que jamás existirían.

E igualmente hay que destacar otra denuncia proveniente de la misma localidad gaditana de San José del Valle y presentada por un vecino que asegura haberle comprado a Manuel Arana, previo pago de 2.500 euros, la patente de un producto de limpieza de plata que el supuesto estafador vendía como algo mágico y que incluso logró endosar posteriormente a algunas hermandades de Málaga y Sevilla. Hay que destacar en este sentido que Arana, de 32 años de edad, se desenvolvía perfectamente en el mundo cofrade habida cuenta de que durante cierto tiempo asumió el cargo de mayordomo de la hermandad del Olivo, una de las más populosas de El Puerto.

Ana Dávila, la abogada que defiende los intereses del medio centenar de desempleados de Benalup supuestamente estafados, lleva igualmente el caso de la ex novia de Manuel Arana, que le ha denunciado tanto por acoso como por apropiación indebida.

Dávila relata que durante cierto tiempo el presunto estafador estuvo devolviendo algo del dinero que le pagaron por adelantado los desempleados de Benalup, aunque posteriormente, y una vez que el caso se hizo público tras su detención, Arana rompió todos esos vínculos y aparcó la opción de intentar saldar sus dudas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios