Provincia de Cádiz

La baraja de Las Cortes divulga la celebración

  • Las cartas representan a los ciudadanos y a los ejércitos, con edificios singulares de fondo

Los diputado de Las Cortes de 1810 intentaron con toda serie de artilugios y mañas hacer entender a la población los sucesos que se estaban produciendo. Los elementos de ocio fueron utilizados entonces, fundamentalmente canciones y letrillas. Era la forma de acceder al pueblo, analfabeto en buena medida. También se usó la misma táctica en el Centenario, para explicar a los ciudadanos qué se celebraba. Doscientos años han pasado desde esa primera vez, cien años desde la segunda, pero se retoma la tradicional divulgación a través del ocio. "Ahora la gente sabe de sobra qué se conmemora, pero queríamos recordar esa forma divulgativa y nada mejor que a través de un elemento tan nuestro como la baraja española", explicó la gerente del Consorcio del Bicentenario, María Luisa García Juárez.

Las cartas muestran motivos del Diez: personajes de la época, edificios vinculados con los hechos como telón de fondo, detalles de la mitología gaditana y las armas que se usaban entonces, las de fuego en lugar de los bastos y diferentes armas punzantes como el palo de las espadas. Los oros se transforman en medallas conmemorativas sobre actos ligados a la ciudad y sus hechos históricos.

Cada palo se ha dedicado a un elemento distinto: los oros se convierten en el palo de la Constitución; las copas, en el de la Unión; el de bastos, en el de la Fuerza y el de espadas, en el de la Justicia. Cada carta representa o muestra algo distinto. El cinco de Justicia, por ejemplo, se dibuja con cuatro bayonetas y una pica de caballería, sobre un fondo con la Iglesia Mayor, donde fue el Juramento de Las Cortes.

La delegada de Cultura, María José de Alba, valoró la facilidad que la baraja ofrece para contar la historia. Por eso, agradecieron el trabajo de Juan Manuel Fontenla, encargado de las ilustraciones, y de otros implicados, como las empresas Bicenspot y Signo. El proyecto y la dirección gráfica se deben a Manuel Mármol y Anfra. Paco Mármol se ha centrado en el diseño de la caja y A Tiempo Gráfico, en la impresión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios