Provincia de Cádiz

Algo más que aviones

  • Airbus presenta los resultados del programa 'Flying Challenge' en el IES Antonio Muro de Puerto Real: un 63% de mejora en las notas de los alumnos.

A finales del año 2014, Airbus sorprendía a la sociedad gaditana presentando una nueva experiencia: el programa Flying Challenge. Se trataba de iniciar un programa educativo vinculado a cada una de las factorías de la empresa aeronáutica y, con ellas, a institutos ubicados en esas poblaciones. Así nacía una iniciativa pionera que, en el caso de Cádiz, hacía partícipe a la Universidad de Cádiz y al IES Antonio Muro, de Puerto Real.

Ayer, los responsables de Airbus Puerto Real y de la Fundación de Airbus que desarrolla el Flying Challenge, elegían la nueva Escuela Superior de Ingeniería, en el campus del Río San Pedro, para ofrecer los resultados de esta experiencia a lo largo de 2015 y, al mismo tiempo, presentar el nuevo programa para este curso. De ello se encargó Francisco Romero, responsable de la Fundación; y Antonio Rueda, el director de la factoría aeronáutica de Puerto Real; junto a profesores del instituto, el alcalde del municipio, Antonio Romero, y del anterior director de la planta y encargado de poner en marcha el proyecto, Jesús López Medina.

Los resultados que ayer ofreció Airbus hablan por sí solos. El primer año participaron 80 alumnos de tercero y cuarto de ESO del IES Antonio Muro. Un total de 25 voluntarios de Airbus y otros siete voluntarios de la UCA se encargaron de ofrecer tutorías a estos alumnos durante todo el curso. El objetivo, como explicó Francisco Romero, era "enseñarles habilidades y prácticas que normalmente no se enseñan en el curriculum escolar, técnicas como hablar en público, cómo afrontar un conflicto, cómo desarrollar proyectos, todo les sirve para desarrollar proyectos que ellos proponen y en los que trabajan durante todo el curso". La consecuencia, según el estudio de resultados conocido ayer, es que el 63% de los estudiantes mejoraron sus notas y rendimiento académico; que el 85% de esos estudiantes mejoraron sus habilidades para alcanzar una meta compartida; y que el 82% de los estudiantes participantes reconocen que han incrementado la confianza en sí mismos. Además, añadió Romero, "ha disminuido el abandono escolar; los resultados están siendo espectaculares". En total, estos alumnos han elaborado más de 20 proyectos.

Y, por ello, para este curso escolar, la experiencia crece. Además de seguir trabajando con los 80 alumnos que iniciaron el programa, en esta nueva edición se sumarán otros 80 alumnos de tercero de ESO del mismo instituto. Habrá más voluntarios de Airbus, participarán seis profesores del instituto Antonio Muro (en lugar de tres) y se suman seis alumnos de la UCA, además de dos profesionales de Cadigenia, empresa especialista en formación creativa.

Ayer, el director de la factoría de Airbus en Puerto Real no ocultaba su satisfacción. Antonio Rueda explicó que "es un proyecto de ilusión, a los empleados de la factoría les apasiona, me cuentan cómo mejoran los alumnos, cómo evolucionan desde que empiezan y el cambio es fantástico. En líneas generales, este programa es un ejemplo y estoy orgulloso de tomar el relevo de Jesús (lópez Medina) que elevó esto al máximo nivel. Me enorgullece ver eso que decimos siempre, que las empresas de éxito tienen que aportar algo a la sociedad de su entorno: el Flying Challenge es un ejemplo, con esto hay un antes y un después". Pero Rueda no se quedó ahí y abogó por aumentar el alcance de esta experiencia. "Lo más importante en esta nueva edición es que el año pasado trabajamos con un solo instituto y nos gusta tanto que la idea es contagiarlo al mayor número de instituciones para abrirlo al máximo de institutos".

En la misma línea se pronunció el alcalde de Puerto Real, Antonio Romero, que aseguró que "este proyecto tiene que crecer, ampliarse con más instituciones y empresas. La crítica, que nos pongan la cara colorada en el sentido de que hay demandas ciudadanas que no están cubiertas por las instituciones y que sean los ciudadanos los que ayuden a resolverlo, eso lo acogemos con mucha alegría".

Otro aspecto llamativo de esta iniciativa es, como aseguró el responsable de la Fundación de Airbus, Francisco Romero, que "sitúa a Puerto Real a nivel internacional". De hecho, el programa se inició por primera vez en Toulouse (Francia); después se llevó a Alabama (EEUU); el tercer año, a Getafe (Madrid); y la cuarta población de todo el mundo en desarrollarlo fue el año pasado Puerto Real, que repite. Para el año próximo, le tocará el turno a París (Francia) y Münich (Alemania).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios