Provincia de Cádiz

El freno a los avances del PGOU fuerza la ruptura del pacto por el suelo industrial

  • La retirada en el PGOU del parque empresarial de 76.000 metros cuadrados previsto en La Carraca acaba con el acuerdo político de 2005 para impulsar en la ciudad suelos generadores de actividad económica

Los informes desfavorables de Costas y de la Consejería de Medio Ambiente han obligado a retirar del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) el parque empresarial de 76.167 metros cuadrados que se quería levantar en las proximidades del Arsenal de La Carraca para que el documento pueda afrontar su aprobación provisional.

La ausencia de esta actuación en la nueva ordenación -que adelantó este periódico en noviembre de 2007 y que confirmó la delegada general de Urbanismo, Carmen Pedemonte (PP) el pasado viernes- supone además la ruptura del pacto político para impulsar el desarrollo del suelo industrial en el término municipal que consensuaron todos los grupos municipales -PA, PP y PSOE- durante el anterior mandato corporativo ante la crítica situación de la ciudad y la creciente pérdida de actividad económica generadora de empleo.

El acuerdo, reflejo de la voluntad de todos los grupos políticos para evitar la desaparición de suelo industrial en la ciudad, fue alcanzado en la junta de portavoces en enero de 2005, apenas unos días antes de que Antonio Moreno presentara su dimisión como alcalde de la ciudad. Pocos días después, fue ratificado en Pleno por la Corporación Municipal.

Con este pacto -al que se llegó tras un largo periodo de enfrentamiento político entre los grupos- se dio por zanjada la situación del suelo de la extinta Fábrica de San Carlos (FSC), cuya recalificación -de industrial a residencial- fue abordada por el Gobierno local para hacer frente a los compromisos contraídos con Sogescar para el pago de las indemnizaciones a los trabajadores que se quedaron en la calle y desató en aquel momento fuertes críticas de la oposición (PP y PSOE), que siempre se mostró contraria a la pérdida de este suelo industrial.

Pero la ausencia de alternativas reales a una situación cada vez más difícil de solventar llevaron a alcanzar un acuerdo global entre los tres grupos municipales que desbloqueó el desarrollo de FSC, terrenos que se destinarían definitivamente a uso residencial a excepción de un 20 por ciento del suelo que se dedicaría a actividades económicas.

A cambio, los grupos, conscientes de la precaria situación económica de la ciudad y de la necesidad de impulsar nuevos desarrollos económicos, acordaron potenciar el crecimiento industrial de tres zonas concretas para el futuro de la ciudad: Fadricas II y III, Janer y el parque empresarial de La Carraca.

El nuevo PGOU, de hecho, plasmó este compromiso político -uno de los consensos clave del mandato anterior- en su aprobación inicial. Sin embargo, la mayor y más importante de estas tres actuaciones, la prevista junto al Arsenal de La Carraca, se ha caído del Plan General al no contar con los informes favorables del Ministerio de Medio Ambiente y de la Junta de Andalucía, lo que supone sin duda un duro varapalo para el acuerdo que se alcanzó en 2005. Además, La Isla perderá 76.000 metros cuadrados de suelo industrial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios