Última hora Ya están a la venta las entradas para el segundo concierto de Alejandro Sanz en Cádiz

Política Antonio Prats ‘El Empecinado’

  • El exconcejal andalucista se presentará por sexta vez como candidato a la Alcaldía de Sanlúcar de la mano de Libres, una formación que se define como “el partido de las personas”.

Antonio Prats, posando para este periódico en Sanlúcar junto al céntrico paseo de La Calzada. Antonio Prats, posando para este periódico en Sanlúcar junto al céntrico paseo de La Calzada.

Antonio Prats, posando para este periódico en Sanlúcar junto al céntrico paseo de La Calzada.

Tiene amigos, pero muchos más enemigos. Los más incondicionales de sus partidarios dicen de él que siempre habla claro y es un trabajador nato. Los más generosos de sus detractores, que es un demagogo y un populista de libro. Antonio Prats vuelve a la carga. El exconcejal andalucista se presentará como candidato a la Alcaldía de Sanlúcar en las elecciones municipales del próximo mes de mayo. Lo hará por sexta vez y, por si fuera poco, liderando otra formación política: Libres, que se da a conocer como “el partido de las personas”.

Prats tiene el, digamos, honor de ser el político más veterano de cuantos han pasado por el Ayuntamiento de la ciudad de la manzanilla. Su trayectoria en la actividad municipal arrancó hace casi un cuarto de siglo. En los comicios de 1995 encabezó la lista electoral del Partido Andaluz de Progreso (PAP), que obtuvo cuatro concejales. Ahí se inició una montaña rusa de resultados electorales para las candidaturas que llevaban como alcaldable a Prats. En 1999, al frente del PA, consiguió seis ediles, cifra que en 2007 bajó hasta los cuatro, con el paréntesis de los dos obtenidos en  los comicios de 2003, en los que el aspirante andalucista fue el desaparecido José Manuel Marín. En 2011 la lista de Prats volvió a los dos concejales y, finalmente, en la última cita electoral, la de 2015, se quedó, con 1.010 votos, a las puertas de lograr representación municipal.

Prats gobernó primero con el PSOE y, años más tarde, con el PP llevando delegaciones como Urbanismo, Obras y Servicios, Vivienda y Medio Ambiente. Fue en breves periodos de tiempo, porque su mayor experiencia política la ha adquirido en el bando de la oposición municipal. Sólo en una ocasión, la aludida de 2003, no pudo presentarse como alcaldable por ser delegado provincial de Turismo y Deportes, cargo de la Junta de Andalucía que ejerció durante más de tres años.

Con este pesado bagaje político, no exento de algún que otro revés judicial, como su inhabilitación temporal por el conocido como caso Ramel, que se remonta al conflicto de las limpiadoras de los colegios públicos de 2001, Prats probará suerte una vez más. Lo dicho, la sexta.

En el último mandato corporativo se ha mantenido lejos del mundanal ruido de la política, pero -va en su condición- no ha podido morderse la lengua en numerosas ocasiones y ha utilizado las redes sociales para verter sus opiniones. Casi cuatro años después de silencio oficial, vuelve a la primera línea de la vida política de Sanlúcar. 

 A su 63 años, este pensionista ha encontrado en Libres la horma de su zapato. Se trata de un partido de ámbito estatal fundado en Málaga en 2016 que todavía no ha concurrido a ninguna cita electoral. La primera será la de los comicios municipales de mayo. En la provincia de Cádiz tiene, de momento, un único alcaldable: Alberto Pérez en Algeciras. Los planes de esta formación pasan también por presentar candidatos en Rota y Chipiona. En sus filas hay exmilitantes del PP, el PSOE, UPyD, el PA, Vox y otros partidos. Desde el punto de vista ideológico, afirma situarse en el centro.

“Alguien se preguntará: ¿y éste por qué quiere volver a la política?”. El propio Prats pone voz a la curiosidad antes de responder: “porque yo no me conformo con tener un pueblo parado, en la miseria, que no aspira a otra cosa que a que el Ayuntamiento le dé a la gente un mes de contrato o la posibilidad de acogerse a un plan de empleo o al programa contra la exclusión social. Yo no me resigno a eso. Creo que Sanlúcar tiene recursos más que suficientes para generar empleo y para que la gente tenga dignidad. Es una vergüenza lo que está pasando en este pueblo”. Prats ya está en modo campaña. Habla como hace cuatro, ocho, doce años. “La capacidad de trabajo y de gestión que yo he demostrado en el Ayuntamiento no la pone en duda ni mi peor enemigo. Y vengo a poner a disposición de la gente mi trabajo y mi ilusión”. No cabe duda de que está listo para dar la batalla en la campaña.

El curtido político sanluqueño parece haber desempolvado su cuaderno de proyectos pendientes de ejecución desde hace años en la ciudad: los accesos, los polígonos industriales, la depuradora, el parque de bomberos, el parque de ocio de Las Piletas, la construcción de viviendas protegidas... “Ni el Gobierno local ni la oposición han hecho nada. El PSOE y Ciudadanos gobernaron ocho años y en los últimos cuatro el PP y Ciudadanos han apoyado de una forma u otra al PSOE. ¿Cómo es posible que, con un gobierno en minoría, la oposición haya permitido que Sanlúcar siga siendo el municipio con el índice de paro más alto de España y las tasas e impuestos más caros?”, critica. 

“De centro y abierto a la izquierda y la derecha”

Francisco Guerrero, delegado provincial y también responsable local de Libres en Sanlúcar, acompaña a Antonio Prats en sus primeros pasos como alcaldable de esta organización política. Procedente de Vox, afirma que Libres es “un partido de centro y abierto a la izquierda y la derecha”. Efectivamente, lo define como “un partido liberal, de centro puro y duro en el que es bienvenida tanto la gente de Podemos como de Vox, un partido centrado en las personas para solucionar los problemas que tiene el pueblo”. Menciona como referente la UCD de Adolfo Suárez. El candidato sanluqueño confirma que si Libres obtiene representación municipal “hablaremos con todo el mundo”, sin descartar a ningún partido rival. Según Prats, “en Libres hay un conglomerado de gente preocupada por Sanlúcar que ha dejado sus ideas políticas fuera y ha hecho un análisis de lo mal que está la ciudad actualmente”. Asegura tener “la misma ilusión que en 1995” con la creación de empleo y la bajada de las tasas e impuestos como prioridades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios