25 aniversario Gaditanos de la Guardia Civil en misión de paz en Bosnia

  • Hace un cuarto de siglo la Guardia Civil llevó a cabo su primera misión militar para la OTAN

  • En el equipo iba un agente gaditano y el actual jefe de la comandancia de Cádiz Jesús Núñez

El grupo de guardias civiles en la primera misión con la OTAN El grupo de guardias civiles en la primera misión con la OTAN

El grupo de guardias civiles en la primera misión con la OTAN / D.C.

"Llegamos a la antigua Yugoslavia llenos de incertidumbre porque no sabíamos qué teníamos que hacer y por cuánto tiempo. La realidad de la zona sólo la conocíamos por las noticias de los bombardeos". Quien habla es Jesús Núñez, coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Cádiz. Es el relato de su llegada, hace ahora 25 años, a un conflicto que había devastado un extenso territorio.

Núñez comandaba un equipo de la Agrupación de Tráfico de la Benemérita. Junto a él, como capitán, tres sargentos primera y nueve agentes. Era la primera vez que la Guardia Civil acudía a una misión de la OTAN y en una operación militar de mantenimiento de la paz. Llegaron como novatos y acabaron escribiendo una página más del servicio de la Benemérita a la sociedad, incluso más allá de nuestras fronteras.

Además de Jesús Núñez, gaditano de adopción, entre los agentes estaba también el gaditano Francisco García García, que hoy aún presta servicio en la Comandancia de Cádiz.

No era ésta la primera misión internacional de Núñez, ni fue la última. Antes estuvo en Venezuela, en un dispositivo de lucha contra el narcotráfico, y después acudirá a Irak y al Líbano.

Pero la misión en Bosnia era muy especial pues suponía la primera de la Guardia Civil en la zona y tendría continuidad hasta el punto de implicar a más de un millar de agentes, a la vez que era una misión de paz en un país destruido.

"Desde un principio nos impactó ver muchos pueblos totalmente destruidos y ver el sufrimientos que estaba pasando toda la gente de la zona. Por todo ello, para todo el equipo que estuvimos en esta primera misión fue muy importante sentirnos útiles y trabajar en muchas operaciones de escolta con grupos humanitarios", recuerda Jesús Núñez.

Agentes en plena misión. Agentes en plena misión.

Agentes en plena misión. / D.C.

La bisoñés con la que la Benemérita se metió en esta primera misión dentro de las fuerzas de la OTAN, además de servir de aprendizaje para las que se desarrollaron posteriormente, provocó más de un problema en la logística: desde el armamento que se iba a utilizar hasta los vehículos con los que iba a cubrir sus expediciones pasando por los equipos de transmisiones. Incluso hubo un problema con el combustible pues las motocicletas de la Guardia Civil eran de gasolina y las cisternas del Ejército destacadas en Bosnia sólo contenían gasoil. Dinero en mano se pagó en una gasolinera civil el carburante necesario.Todas estas cuestiones lograron solventarse con rapidez.

El grupo permaneció en Bosnia seis meses que "nos marcaron profundamente a todos por las experiencias allí vividas", destaca Jesús Núñez para quien fue especialmente impactante "la primera fosa de crímenes de guerra que nos encontramos con más de una treintena de cadáveres".

Con todo, el veterano guardia civil valora "como sentimos el legítimo orgullo de ser los primeros en abrir caminos a la Guardia Civil en este tipo de misiones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios