Provincia de Cádiz

Seis águilas imperiales murieron electrocutadas en Cádiz en 2011

  • Medio Ambiente emprende una revisión de los tendidos eléctricos y de los sistemas de prevención ya instalados en la red provincial porque algunos de ellos han fallado

Seis águilas imperiales han muerto electrocutadas en 2011 en la provincia de Cádiz, lo que ha llevado a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía a emprender una revisión de los tendidos eléctricos y los sistemas de prevención instalados.

La Junta de Andalucía ha informado de que ha puesto en marcha un "plan de choque" que ha comenzado por analizar "al detalle" la situación actual de la red para corregir, en su caso, los tendidos eléctricos y puntos de amenaza por electrocución de aves rapaces en la comarca de La Janda, una de las áreas del programa de reintroducción del águila imperial.

Para ello convocará una reunión de trabajo con las compañías eléctricas y las empresas que se dedican a instalar los dispositivos de disuasión y prevención de electrocución, para seguir trabajando conjuntamente y reforzar las medidas para evitar accidentes, informó la Administración.

Durante los últimos cinco años, la Consejería de Medio Ambiente ha instado a la corrección de más de 1.000 apoyos de tendidos eléctricos en la provincia de Cádiz para evitar la electrocución de aves, principalmente rapaces, y se han instalado unas 800 espirales salvapájaros como principal medida de anticolisión.

Sin embargo, en los últimos cuatro meses, técnicos del Programa de Reintroducción del Águila Imperial de la Consejería de Medio Ambiente han hallado cuatro águilas imperiales electrocutadas en el entorno del área de reintroducción de la especie en la comarca de La Janda. Algunas de ellas fueron halladas en apoyos ya corregidos y con dispositivos de aislamiento que hasta ahora habían evitado este tipo de accidentes, lo que ha llevado a una revisión de la red completa.

En estas inspecciones se ha localizado el esqueleto de un ejemplar joven de águila imperial, que debió morir electrocutado en el año 2010 y cuyos restos han aparecido bajo un apoyo que había sido ya corregido por Medio Ambiente. Con este ejemplar son seis las águilas imperiales electrocutadas que los técnicos del Programa han encontrado en todo el año 2011 en la provincia, ya que hay que sumar otro ejemplar joven de águila perdicera muerto por la misma causa.

Según Medio Ambiente, la electrocución es, "con diferencia, la principal causa de mortalidad del águila imperial y otras grandes rapaces en España", y afecta sobre todo "a los ejemplares más jóvenes, que son más nómadas que los adultos y se alejan de las áreas más favorables".

El programa de reintroducción de águila imperial se inicio en el 2001 y ha dado como resultados la liberación de 73 pollos de águila imperial en La Janda, donde desde el 2012 hay dos parejas establecidas. Con ello se ha recuperado un núcleo de cría que se había extinguido hace 60 años, y que se suma a los tres ya existentes: en Sierra Morena oriental, en Sierra Morena occidental y en la comarca de Doñana.

De los 73 liberados en el marco del Programa en La Janda se han localizado muertos 23: 16 electrocutados, otro envenenado, dos por causas naturales, dos por colisión contra tendidos y alambradas y dos por causas desconocidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios