Provincia de Cádiz

Los afectados de Nueva Rumasa en Jerez piden "garantías extras"

  • Los abogados de Nummos recomiendan que no se firme la promesa de pago con cargo a la indemnización del Estado hasta que no haya "nuevos compromisos"

El gabinete de abogados STM Nummos -que representa a la mayor parte de los damnificados por el caso Nueva Rumasa en la ciudad- se encuentra en estos momentos negociando con la familia de José María Ruiz-Mateos una garantía extraordinaria que consiga hacer más atractiva la última oferta del empresario jerezano. Como se recordará, dicha oferta consistió en una promesa de pago, bajo documento notarial, basado en la voluntad del empresario jerezano de abonar las cantidades aportadas por sus inversores una vez que el Estado restituya las hipotéticas responsabilidades que le corresponden por la expropiación de Rumasa.

"No renunciamos a nada -dijo a este periódico el director de STM Nummos, Antonio Canales- que no sea optar a una mayor cobertura, al objeto de ofrecer a nuestros clientes una mayor garantía, digamos que una garantía de carácter extraordinario", en clara referencia a conseguir compromisos de pago a los inversores por encima de cualquier hipotético futurible como es el hecho de vincular el cumplimiento de unos compromisos al hecho, poco probable, de que el Estado compense a los Ruiz-Mateos por la expropiación del holding Rumasa en 1983.

El consejo que por el momento está realizando este gabinete de abogados, economistas y expertos en Derecho Fiscal a sus clientes es que "no se firme el documento entregado por la familia Ruiz-Mateos. No en vano -explicó a este medio Antonio Canales- lo que están mandando es una escritura de cesión pidiendo a los inversores que se adhiriesen a dicha escritura". La frase clave es la siguiente: "Tal y como está ahora mismo el documento es infirmable ya que, entre otros aspectos, es muy impreciso".

Básicamente, los contactos con la familia en estos momentos consisten en que "estamos hablando con ellos para que se añadan otras garantías, una serie de condiciones que hagan que quienes han confiado sus ahorros a los Ruiz-Mateos no los pierdan". "Vamos a negociar el documento con la familia para conseguir que no se renuncie a ningún derecho", añadió, "ya que todo lo que sea tener una garantía mayor de cobro es muy ventajoso".

Lógicamente, garantizar el cobro a estas alturas de proceso es algo temerario, ya que es más que probable que por medio haya un proceso judicial en el que el fallo puede ser más o menos favorable o perjudicial a los intereses de la familia y de sus inversores. El objetivo principal de dicha garantía extra sería que la familia Ruiz-Mateos, pase lo que pase, garantizara el cobro a sus inversores acabara como acabase el concurso de acreedores.

Otro asunto especialmente importante es la carga fiscal que le supondría al inversor la firma de dicha escritura de la referida escritura de cesión. "En estos momentos -manifestó a este medio Antonio Canales, director de STM Nummos- estamos estudiando el documento desde un punto de vista fiscal. Parece claro que puede haber cargas fiscales diferentes, algo que debería quedar absolutamente claro".

La cifra de afectados en la ciudad, según el referido gabinete de abogados y asesores tributarios, se cifra entre los 1.500 y los 2.000 jerezanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios