Provincia de Cádiz

El acusado de abusar de sus alumnas acepta una pena de nueve años y medio

  • Aunque las partes coinciden en la petición de condena, los magistrados aún deben pronunciarse

Los magistrados de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cádiz deben dictar sentencia sobre el juicio que acusa a José Luis G.R. de abusar sexualmente de siete menores a las que daba clases particulares en su domicilio de El Puerto durante los años 2010 y 2011. Sin embargo, esa decisión puede resultar un poco más fácil después de que las partes, tanto la defensa, la acusación como el fiscal, coincidieran en sus conclusiones definitivas. De hecho, éstas se adelantaron, haciendo innecesario celebrar la tercera sesión del juicio oral prevista en la mañana de ayer y en la que debían declarar los peritos.

Las declaraciones y pruebas presentadas durante las dos primeras jornadas del juicio hicieron converger lo que no se consiguió antes de su inicio, es decir, el acuerdo que intentaron las partes que iba desde los 12 años planteados por la acusación particular a los nueve que estaba dispuesta a aceptar la defensa. En un receso de la segunda jornada de la vista se acordaron los nueve años y medio de cárcel. A este periodo habría que sumarle un año y tres meses adicionales debido a una condena anterior por abusos sexuales que quedó suspendida y cuyo quebrantamiento hace que se una a esta nueva pena.

No se trata de un acuerdo de conformidad puesto que el juicio ya había comenzado a celebrarse el pasado lunes. Esto significa que las partes presentaron conclusiones coincidentes en la petición de penas, pero la última palabra la tienen los magistrados de la Sección Primera que aún no han dictado sentencia, aunque todo apunta a que se mantengan las penas acordadas. La petición, que aún no condena, incluye la prohibición a acercarse a las siete menores en un plazo de cinco años y a indemnizar a cada una de ellas. José Luis G.R., tampoco podrá ejercer ningún oficio relacionado con la enseñanza en el mismo periodo si la sentencia confirma la petición.

Una vez que la sentencia sea firme, a la condena final habrá que restar el periodo que el procesado lleva en prisión provisional. Esto es desde agosto de 2011, salvo un breve intervalo entre octubre de ese mismo año y marzo de 2012, momento en el que la Audiencia Provincial revoca su puesta en libertad decretada por el Juzgado de Instrucción número 4 de El Puerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios