Provincia de Cádiz

Sin acuerdo para evitar el paro de los autobuses en Feria

  • La reunión celebrada ayer a tres bandas no arrojó los resultados esperados por el comité · La plantilla de GDF y la concesionaria tienen otra oportunidad en el Sercla

Finalmente, la reunión tripartita entre el comité de empresa del servicio de autobuses urbanos, presidido por Matías Gautier, el representante de la concesionaria de transportes GDF, Salvador Quintana, y la concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Beatriz Fuentes, celebrada ayer entre las seis y media de la tarde y las diez y media de la noche no arrojó resultados positivos.

Aunque se produjo un "leve acercamiento" entre trabajadores y empresa concesionaria, los resultados de la reunión a tres bandas no fueron concluyentes, por lo que se puede afirmar que al cierre de esta información no había un acuerdo claro para desconvocar la huelga de autobuses anunciada para la Feria, que se desarrollaría durante todos los días de la fiesta grande de El Puerto (desde el jueves, día 7, hasta el lunes, día 11). Ni siquiera la mediación del Ayuntamiento ha podido resolver el conflicto, "pese a teníamos esperanzas de que consiguieran algo más", señaló Matías Gautier.

Pese a todo, una vez concluida la reunión tripartita, la asamblea de trabajadores permanecía ayer a medianoche reunida para decidir la posición con la que se presentará el comité en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla), donde las tres partes volverán a reunirse hoy a las diez de la mañana, y tienen una nueva oportunidad para llegar a un acuerdo y evitar la que sería la primera huelga de autobuses urbanos durante una feria de El Puerto, un paro que no tendrá el carácter parcial de estas semanas, sino que sería a jornada completa.

Los escollos que se han debatido durante la negociación finalmente no se resolvieron, y los representantes de los trabajadores, asesorados por CC.OO y UGT, expresaron sus dudas incluso respecto a los resultados del encuentro previsto en el Sercla. Así, al término de la reunión tripartita, Matías Gautier expresaba que las negociaciones habían ido "más bien mal que bien", y que las posiciones mantenidas por la empresa "es complicado que la asamblea las acepte".

Respecto al mayor caballo de batalla de los empleados del servicio de autobuses urbanos, la bolsa de trabajo de eventuales, la empresa concesionaria aceptó sólo en parte la propuesta del comité, es decir lo hizo "con condiciones". Así, mientras la plantilla reivindica que se apliquen los criterios de contratación por orden de antigüedad, GDF sólo acepta que se produzcan contrataciones alternas, es decir una aplicando el criterio de los trabajadores y otra por designación directa de la concesionaria.

Otra de las cuestiones objeto de la negociación ha sido la reducción de la jornada laboral de 39 a 35 horas, lo que tampoco ha sido aceptado por GDF, según señala el comité de empresa. En cuanto al establecimiento de dos días de descanso a la semana, no ha prosperado tampoco la propuesta, y sólo se les concedería en semanas alternas. Además, la concesionaria habría emplazado para 2012, cuando se firme un nuevo pliego de condiciones, el reconocimiento de la antigüedad para el 25% de la plantilla fija que carece de ese plus. Tampoco los pluses por domingo trabajado, 20 domingos frente a los 30 que reclaman, y el plus de peligrosidad, han colmado las expectativas de los trabajadores.

En caso de que finalmente no se alcance un acercamiento que lleve a la desconvocatoria de huelga, el paro deberá ofrecer unos servicios mínimos del 25%, lo que el comité tiene previsto recurrir ante la Delegación Provincial de Empleo, ya que consideran que supone "un riesgo enorme para los conductores y los ciudadanos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios