Provincia de Cádiz

El acto de contrición de Carbures

  • La compañía tecnológica busca el 'perdón' del mercado con el reconocimiento de que pecó de optimista en sus previsiones y con un plan de negocio donde rebaja en parte su crecimiento

Carbures necesita mejorar su imagen y, para ello, ha protagonizado un acto de contrición rectificando sus balances y reelaborando un plan de negocio que pecaba de excesivo optimismo. Así, de ganancias en 2013 y 2014 ha pasado a reconocer un escenario de números rojos del que espera salir en 2015, pero con la salvedad de que su cifra de negocio sigue creciendo año a año aunque no a los niveles que se preveían. Eso sí, su consejero delegado, José María Tarragó, insiste cada vez que tiene oportunidad que la compañía está "condenada" a facturar 1.000 millones cada año. ¿Cuándo? Es lo que los directivos de Carbures ya no se atreven a decir cuando antes lo anunciaban a bombo y platillo.

El pasado viernes, se escenificaba en Madrid la llamada "nueva Carbures" para presentar un plan de negocio que difiere notablemente del elaborado en marzo. Una de las diferencias es que la firma se limita a mostrar sus expectativas para este año cuando en anuncios precedentes se aventuraba hasta 2016. Así, en apenas 10 meses, los 361 millones de facturación que se estimaban para este ejercicio se han quedado en 118 y los beneficios de 33 millones han pasado a una Ebitda (beneficios antes de impuestos y amortizaciones) de 12. Las estimaciones siguen siendo positivas pero Carbures necesita ganarse de nuevo la confianza de un mercado que ha visto como anteriores previsiones se han incumplido y los balances se han "reexpresado". La compañía ha tenido que reconocer que había abusado de tirar de expectativas, de ahí que asegure que ahora solo incluye "lo que hay contratado".

Tras la presentación en Madrid, el consejero delegado señalaba: "En la presentación a los analistas se pudo ver como una compañía de Cádiz, cuya aeronáutica de Jerez es de la máxima excelencia mundial en fabricación de piezas para avión en materiales compuestos, genera la confianza del mercado por su realidad industrial". "Seguiremos trabajando para seguir creciendo", añadió. En esta misma línea, el ahora presidente de la tecnológica, Rafael Contreras, afirmó que se "ha alcanzado un posicionamiento focal importante y ya se ha implantado como un 'player' de relevancia mundial".

En la tarde del viernes, los inversores le dieron un pequeño balón de oxígeno permitiéndole recuperar parte de lo perdido durante la semana tras volver a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Así, el valor de la acción subió un 7,63% pero la depreciación sigue siendo grande (en la semana ha perdido un 50%).

Una vez vuelto al parqué, la siguiente cita de la compañía será la presentación de las cuentas del controvertido 2014, un ejercicio donde se contemplaba un nuevo crecimiento exponencial tras un gran 2013 -la facturación pasó de nueve a 25 millones, aunque ha tenido finalmente que reducirla a 19 tras la revisión de las cuentas- pero que se ha visto ensombrecido por los cambios en sus balances y por la suspensión de su cotización durante casi cuatro meses. En el plan de negocio se apuntaba unas ventas de 162 millones de euros; sin embargo, ya se ha avanzado que no se alcanzará este cifra sino que rondará los 58 millones, un crecimiento sustentado principalmente en la adquisición de empresas, aunque con unas pérdidas estimadas de más de nueve millones.

A pesar de esto, Carbures afirma estar ya recogiendo "la cosecha" de años atrás en el sector aeronáutico, su génesis. De hecho, señala que la planta jerezana estará "a pleno rendimiento" en 2017 mientras que la de El Puerto, donde se creó la compañía, seguirá centrada en actividades de investigación y desarrollo. Los planes de Carbures pasan por dedicar las plantas de la provincia a la división aeronáutica dada su cercanía con el gigante Airbus así como mantener la sede central del grupo -con la apertura de la planta del aeropuerto la toma de decisiones se trasladó a Jerez-. En cambio, la automoción se concentrará en las instalaciones de El Burgo de Osma (Soria) donde se espera este año empezar a producir en serie.

Mientras tanto, considera que irá a menos en ejercicios venideros una de las líneas de negocio que mantendrá buena parte de la facturación de este año, la venta de maquinaria y la cesión de derechos (royalties). Carbures cuenta con un sistema propio, que aún no ha logrado patentar, para producir en serie piezas de fibra de carbono. Para este año prevé que un 25% de su cifra de negocio corresponda al contrato firmado con la compañía china Shengrui -este acuerdo fue uno de los detonantes que propiciaron la revisión de las cuentas-. Así, la compañía ha tenido que quitar de su balance de 2014 la parte correspondiente de facturación y trasladarla a este año y al próximo, siempre y cuando se lleve a efecto. De hecho, el auditor, Pricewaterhouse, advierte en su nuevo informe que un incumplimiento pondría en serio riesgo a la compañía, en especial a su flujo de caja (dinero en efectivo).

En cambio, la compañía afirma tener un plan de tesorería para evitar este problema y reitera su confianza en el cumplimiento del contrato con la compañía china. Insiste, además, que la financiación para este año está garantizada por diversos préstamos suscritos con sociedades del entorno de Tarragó y Contreras (unos 16 millones). Al respecto, el consejero delegado incidía en su apuesta por la empresa señalando: "Parte de esa financiación procede de mi familia por que nadie cree más que yo en este proyecto; es peor perder a los hermanos que a una empresa". El de mayor cuantía, unos 13, ha sido suscrito con Anangu Grup SL, controlada por la empresaria catalana Marta Santacana Gri y vinculada a Tarragó. Mientras, se ha retrasado a 2016 el salto al Mercado Continuo y se sigue trabajando, según lo expuesto en Madrid, en obtener más financiación de las entidades financieras para nuevos crecimientos y adquisiciones.

Carbures asegura haber hecho acto de contrición con un plan de negocio real y unas cuentas reauditadas; el tiempo y el mercado dictaminarán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios