Provincia de Cádiz

Vistas de Mercurio entre la Tierra y el Sol

  • El Real Observatorio de la Armada de San Fernando explica este fenómeno astronómico, que no se veía en España desde 2003, y que se podrá disfrutar con precaución mañana lunes

Mañana se producirá el tránsito de Mercurio sobre el disco del Sol. Este fenómeno astronómico, en el que el planeta se podrá delante del astro rey tapándolo en parte, será observable de principio a fin en España y por tanto en Cádiz, algo que no se producía desde 2003. El más reciente se produjo el 8 de noviembre de 2006 pero no se pudo ver desde el país, así que este lunes, si el tiempo lo permite, habrá otra oportunidad para observarlo, si no se quiere esperar hasta el 11 de noviembre de 2019.

El Real Observatorio de la Armada, ubicado en San Fernando, explicó datos y detalles de este acontecimiento, como las horas en la que se podrá disfrutar. El primer contacto de los limbos del Sol y Mercurio se producirá poco después de las 13:12 horas, la mínima distancia entre los centros será sobre las 16:56 y el último contacto de los limbos se producirá alrededor de las 20:40 horas.

Desde el Observatorio recordaron que los tránsitos son fenómenos astronómicos relativamente raros, aunque los de Mercurio son más frecuentes que los de Venus. "La causa de que no haya un tránsito en cada revolución de Mercurio es que su órbita está inclinada unos grados respecto a la órbita de la Tierra. Las características de las órbitas son tales que los tránsitos de Mercurio se producen una media de 13 veces por siglo (14 en el siglo XXI) y siempre en mayo o noviembre", argumentaron.

El tránsito de un planeta se produce cuando éste se sitúa entre la Tierra y el Sol, por lo que este fenómeno sólo se produce con Mercurio y Venus, que son los planetas interiores a la Tierra. El mecanismo es similar al de los eclipses de Sol, con la notable diferencia de que los tamaños aparentes de Mercurio y Venus solo ocultan una fracción muy pequeña del disco solar. En esta ocasión, el diámetro aparente del Sol será de 31,7 minutos de arco, mientras que el de Mercurio será sólo de 0,2 minutos de arco.

Pero si decide no perdérselo debe tomar las debidas precauciones, si no "se pueden producir graves lesiones oculares". El Real Observatorio advirtió que nunca deben usarse como filtros solares trozos de vidrio ahumado, radiografías, filtros de cámaras fotográficas o de vídeo, negativos fotográficos, gafas de sol etcétera. "Aunque la luz del Sol se atenúe y no se sientan molestias en la vista, nuestra retina puede estar absorbiendo gran cantidad de energía infrarroja y ultravioleta", apuntaron.

Para la observación del tránsito se pueden utilizar filtros solares, filtros especiales para instrumentos ópticos o bien filtros Mylar, como los que suelen repartirse en las observaciones populares. Una alternativa casera es utilizar como filtro un cristal protector de los usados habitualmente en soldadura autógena, con el factor de protección más elevado; es fácil encontrarlos en ferreterías por un precio razonable.

En todo caso, terminaron, es conveniente no mirar al sol de forma continuada, sino alternar periodos cortos de observación con periodos de descanso. Si ponemos un filtro en un telescopio o unos prismáticos debemos situarlo siempre delante del instrumento y no entre el instrumento y el observador, pues el sistema óptico concentra la luz ultravioleta, que podría romper el filtro por calentamiento.

Agrupaciones astronómicas de la provincia como la de San Fernando han quedado para observar el tránsito. Según publican en su Facebook, desde las 13 horas y hasta las 20:40 horas pondrán un par de telescopios en el Parque del Oeste de la ciudad isleña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios