Provincia de Cádiz

UGT tampoco asistirá en Cádiz a actos organizados por PSOE e IU

  • El sindicato cree "injusto" el trato de la Junta y los socialistas piden a los ugetistas que rectifiquen

El secretario general de UGT Cádiz, Francisco Andreu, consideró ayer justificada la decisión de su organización a nivel andaluz de no acudir a actos institucionales de la Junta ni de los partidos que la integran, PSOE e IU, tras la decisión del Ejecutivo andaluz de pedirle el reintegro de ayudas por valor de 15,3 millones de euros por supuestas irregularidades, y que el sindicato achacó a una causa general contra él. Para Andreu, el trato del Gobierno andaluz con el sindicato es "discriminatorio e injusto". "No se pueden cambiar las reglas del juego ahora cuando se decía que todo estaba perfectamente justificado", señaló.

Al respecto, añadió que "si hace seis años estaba todo bien y ahora todo está mal, que se depuren responsabilidades sobre quien hace seis años dijo que todo estaba bien". Además, criticó que la Administración andaluza "haya iniciado una campaña de reclamación de una serie de expedientes que la propia Junta decía que estaban perfectamente justificados", y que "además" lo haga "de una manera indiscriminada, sin ningún tipo de criterio y única y exclusivamente contra UGT". "Hay motivos más que suficientes para adoptar la decisión de no acudir a los actos", estimó, al tiempo que desveló que el pasado jueves se produjo una reunión del consejo provincial ugetista en el que el apoyo a la postura de la dirección andaluza del sindicato fue "unánime".

El dirigente sindical incidió en que el trato que UGT-A está recibiendo por parte de la Junta es "discriminatorio", lamentando lo que entiende que es "una campaña" contra el sindicato. Se quejó de que la administración autonómica solicite "todas las cantidades a UGT-A, que ha ejecutado y ha llevado a cabo políticas sociales que la Junta externaliza". "Lo que no puede pretender ahora es que esas políticas se las financie el sindicato", manifestó Andreu, que insistió en que "no es justo". El secretario general de UGT Cádiz indicó que "la propia Junta dice que son errores administrativos", y aceptó que "si hay errores, que se corrijan, pues hay procedimientos administrativos para hacerlo; lo que no entiendo es que el procedimiento sea reclamarlo absolutamente todo". En este sentido, insistió en que "si se les obliga a devolver ese dinero, al sindicato en Cádiz le puede hacer mucho daño".

Al hilo, expuso que "si hay algo que se ha hecho mal, que se demuestre y que se corrija, y si hay que devolver algo que se devuelva, pero ¿el cien por cien de los expedientes?; es una campaña contra la UGT y hay que defenderse de alguna manera". Por último, dijo que el sindicato tomará las medidas legales que crea oportunas.

Andreu confirmó que, en el caso de la provincia, como en el resto de Andalucía, son muchos los dirigentes y militantes socialistas que están afiliados a UGT, aunque aseguró que "en ningún caso se va a plantear la expulsión de nadie".

Por su parte, la secretaria provincial del PSOE, Irene García, se refirió también a este asunto, y dijo que "confía" en que UGT-A "reflexione y recapacite, y por tanto rectifique su decisión", asegurando que el PSOE-A "siempre va a estar del lado de todos los trabajadores y de cualquier organización que los defienda".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios