Provincia de Cádiz

Tráfico se propone trabajar sobre los tres grandes puntos negros

  • La A-7 a su paso por Algeciras es la zona con mayor concentración de accidentes

Accidente de un remolque el mpasado julio en la A-7 a la altura de la conexión con Algeciras, principal punto negro de la provincia. Accidente de un remolque el mpasado julio en la A-7 a la altura de la conexión con Algeciras, principal punto negro de la provincia.

Accidente de un remolque el mpasado julio en la A-7 a la altura de la conexión con Algeciras, principal punto negro de la provincia. / erasmo fenoy

El último registro de puntos negros de la provincia, es decir, los puntos kilométricos donde se produce una concentración de accidentes, localizó 18, una sensible reducción con respecto a los años 2011 y 2012, cuando fueron señalados 27. Una de las tareas que se ha fijado la DGT es tratar de reducir con distintas medidas estos puntos negros, lo que se ha ido consiguiendo con advertencias a los conductores y una mayor presencia de dotaciones. Sin embargo, hay algunos que permanecen inalterables desde hace años.

El principal punto negro se sitúa entre los kilómetros 107 y 114 de la A-7, que corresponden a los accesos a Algeciras, uno de los lugares de mayor concentración de tráfico de Andalucía, y además tráfico pesado, por la proximidad del mayor puerto de mercancías de la región. Desde 2010 hasta 2015, en este lugar fatídico de la carretera de la provincia, 276 personas han resultado heridas, si bien sólo ha habido que lamentar cuatro fallecimientos.

Durante 2016, año en el que la DGT aúin no ha dado a conocer los puntos negros de la provincia, la A-7 siguió contabilizando accidentes. A finales de julio, la tarde del 29, un choque múltiple por alcance que afectóa seis vehículos, mantuvo la vía cortada durante horas. Nada más reanudarse la circulación, se produjo otro accidente con heridos, lo que vendría a ser un ejemplo de hasta qué punto es frecuente la siniestralidad en este punto. Pocos meses antes un camionero había perdido en este mismo punto el control de su vehículo y provocó retenciones de más de seis kilómetros. Otro incidente que tampoco resulta tan extraño en esta zona.

El segundo punto negro de la provincia que no ha podido erradicarse y que se mantiene en el listado desde hace añós se encuentra en la N-340, en los kilómetros que van del 78 al 84, a la altura de Tarifa. No precisamente en este punto, pero sí muy cerca, este año un joven perdió la vida al caer de su scooter. Pese a la siniestralidad, no había víctimas mortales en esta zona de la N-340 desde octubre de 2014. La N-351 a su paso por La Línea es el tercer punto negro con más siniestros en la provincia.

Como define Tráfico, "los puntos negros en tráfico son tramos, desvíos, curvas, etcétera que se pueden considerar peligrosos por el gran número de accidentes que se producen en ellos. Al circular por estos puntos debemos tener especial atención tanto al trazado como a la interacción con otros vehículos. Debemos bajar la velocidad y respetar con mucha atención la señalización". Todos los puntos negros de la provincia están convenientemente señalados y suelen contar con radares y cámaras de la DGT.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios