Bomberos

Trabajadores de la Sala 085 denuncian “que vuelven a vendernos”

  • Critican que el Consorcio ofrezca a otra empresa la gestión del servicio de emergencias

Teléfonos utilizados por los operarios de la Sala del 085 tras una avería. Teléfonos utilizados por los operarios de la Sala del 085 tras una avería.

Teléfonos utilizados por los operarios de la Sala del 085 tras una avería.

Los trabajadores de la sala de emergencias del Consorcio Provincial de Bomberos llevan años luchando para que se atienda sus reivindicaciones y, sobre todo, se ofrezca un buen servicio a los ciudadanos. Este martes, Manuel Tizón, como representante de los trabajadores del 085, recordó que llevan más de veinte años prestando el servicio de la gestión de los incidentes para los bomberos de Cádiz. “Sin reconocimiento oficial ninguno por los veinte años, ignorados, abandonados a las empresas que ni aparecen por la Sala, ni conocemos a los supuestos jefes, ni sus oficinas, ni contacto alguno salvo que con un pivote que nos ponen de intermediario”, dice refiriéndose a las sucesivas subcontratas realizadas. 

“Una vez más –explica–, nos vuelven a vender, sin miramiento ninguno. De Ferrovial pasamos a Eulen. Lo único que le importa a la gerente y al presidente es que el negocio siga su curso, todo esto con el apoyo de los sindicatos, unos como CCOO, UGT y CSIF que claramente nos hacen oposición real (apoyan el negocio) y otro como el SBC que nos engañó para sacar provecho de los pocos votos de aquellos bomberos que simpatizan con nosotros. Los operadores de la Sala queremos que este 1.500.000 de euros más IVA a los cuatro años no se reparta entre desconocidos, sino que se dignifique a los gestores de la Sala en sueldo y horarios, y lo restante, que es mucho, para ahorro de los ciudadanos”, dice Tizón.

El representante del 085 cree que “vamos a peor, cada día, no solo nosotros, sino también los bomberos que os habéeis abandonado a unos representantes que solo se representan a ellos mismos o las siglas políticas que los empujan”.

Tizón ha aportado documentación en la que “se demuestran otra vez las mentiras. Por un lado, para justificar el 1.500.000 se escribe en la plica los idiomas, los cursos, los riesgos laborales, en la realidad, para hacer frente a estos, tenemos que interponer denuncias, más denuncias, más denuncias. Y aunque las ganamos, no parece que las ganemos contra la empresa que le hace el favor al Consorcio de facturar para repartir, sino contra el propio Consorcio, que solo hace defender los intereses y las cuentas de los que vienen”.

Tizón asegura que “el Consorcio apoya a las empresas, ganemos los juicios o las resoluciones judiciales. Lejos de buscar que las empresas vengan limpias les gusta aquellas que andan siempre en los tribunales, ven más opciones con este tipo de empresas para los negocios, y lejos de buscar una mejor especialización de sus operadores nos impiden formarnos, incluso bajando el listón obligándonos a depender del 112 en las traducciones”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios