Accidente en la cocina de un hotel

Seis de los heridos en Tarifa ingresan en la Unidad de Quemados de Sevilla

  • Uno de los trabajadores del Hotel 100% Fun fue dado de alta ayer y otro permanece en el Puerta del Mar

  • El establecimiento recuperó su actividad y solo el restaurante está cerrado

Seis trabajadores del equipo de cocina del Hotel 100% Fun de Tarifa permanecían al cierre de esta edición ingresados en la Unidad de Quemados del Hospital Virgen del Rocío tras ser víctimas, en la tarde anterior, de una deflagración procedente de un transformador de Endesa. Uno de los cinco accidentados se encuentra en estado crítico tras sufrir quemaduras en el 90% de su cuerpo. Otras cuatro personas pemanecen muy graves en la Unidad de Cuidados Intensivos con quemaduras de diversa consideración y una última fue trasladada ayer por la tarde desde el hospital de Puerto Real a la unidad del centro sevillano, por lo que poco antes de la medianoche aún no había información sobre su valoración médica.

Además de estos seis empleados ingresados en el Virgen del Rocío, uno ya recibió el alta del centro hospitalario Punta Europa de Algeciras, donde fue ingresado en la noche del sábado; y otro está hospitalizado en el Puerta del Mar de Cádiz con pronóstico grave.

Este es el fatídico parte médico resultado de la deflagración registrada el sábado poco antes de las ocho de la tarde cuando los miembros del equipo de cocina del hotel se disponían a comer antes de iniciar el servicio de la noche para sus clientes.

Los trabajadores, todos campobigraltareños, siete de Tarifa, se encontraban en torno a una mesa ubicada en un pequeño patio entre la cocina del establecimiento y el transformador de Endesa, ubicado cerca de las instalaciones del hotel. La gravedad de las heridas son resultado del poco espacio existente entre los comensales y la rejilla por donde salió la deflagración. Una potente llamarada que afectó de manera más severa a quienes se encontraban de espaldas a la misma. La mala suerte se cebó con estos jóvenes, dos de ellos hermanos, ya que al tratarse de una deflagración tan potente, la elección del lugar para la cena o la hora elegida, minutos antes o minutos después, podría haberles salvado.

Endesa informó ayer que está investigando las causas de una incidencia "fortuita y totalmente excepcional" que ha provocado la deflagración. La empresa desplegó desde el primer momento a todo el personal disponible y envió recursos a la instalación afectada para reponer el suministro eléctrico, que se cortó tras el accidente y afectó a otros establecimientos de la zona de Valdevaqueros donde se encuentra el hotel. En un comunicado, Endesa lamentó "profundamente la incidencia y los daños personales que se han derivado de ella".

Los heridos fueron asistidos en primer lugar por los compañeros que atienden otras dependencias del hotel hasta que llegaron los servicios sanitarios. Algunos testigos retratan escenas muy duras como consecuencia de las heridas que padecían la mayoría.

El servicio de emergencias 112 Andalucía activó simultaneamente al Consorcio Provincial de Bomberos, a la Guardia Civil, a la Policía Local y a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (061), a la Inspección de Trabajo y al Centro de Prevención de Riesgos Laborales.

Intervinieron equipo de urgencias de Algeciras, Tarifa, Facinas, Zahara de los Atunes y 061 de Algeciras y La Línea, además de un vehículo de apoyo logístico que sirvió de hospital de campaña.

El dispositivo se mantuvo hasta cerca de las dos de la madrugada cuando los accidentados -excepto una persona que fue directa al Virgen del Rocío- ingresaron en los hospitales de La Línea, Puerto Real y Algeciras. Durante la madrugada y todo el día de ayer se produjeron los traslados a la Unidad de Quemados, quedando al cierre de esta edición un solo paciente en centros de la provincia de Cádiz.

La deflagración solo produjo un pequeño incendio dentro del transformador, por lo que la única zona quemada es la que afectó directamente al patio donde estaban comiendo los trabajadores. Los clientes de este hotel y otros establecimientos cercanos fueron desalojados por unas horas por motivos de seguridad.

El alcalde accidental de Tarifa, Sebastián Galindo, se trasladó inmediatamente hasta el lugar del suceso para prestar la ayuda necesaria. "Nuestra preocupación, aparte del estado de los heridos, era que no podíamos mantener sin luz una zona pegada a una carretera tan transitada y con tanta gente porque podría suponer un grave peligro", dijo Galindo, quien señaló que el alcalde, Francisco Ruiz Giráldez, que pasa unos días de vacaciones, estuvo informado en todo momento de lo ocurrido.

El Ayuntamiento de Tarifa siguió ayer de forma muy cercana la evolución de los heridos, siete de ellos vecinos del término municipal, y mostró especial preocupación por una de las trasladadas que presenta lesiones en más del 90% de su cuerpo.

El equipo de gobierno trasladó palabras de apoyo y consuelo a sus familias, amigos y conocidos ante los difcíciles momentos por los que atraviesan.

"Estamos muy agradecidos por el dispositivo y por la disponibilidad de todas las administraciones que intervinieron en esos difíciles momentos. Hasta el lugar se desplazaron responsables en la provincia de diferentes servicios para interesarse por el estado de salud de los heridos y hasta participaron sanitarios voluntarios", explicó Galindo.

El Ayuntamiento de Tarifa tendrá que esperar los resultados de la investigación que está realizando Endesa para conocer más datos acerca del origen y las razones que produjeron la deflagración. Dos son las hipótesis posibles, aunque ninguna confirmada por la empresa, una sobrecarga de la red o un calentamiento de las instalaciones.

Algunas opiniones apuntan a que el transformador debía tener dispositivos de seguridad que alertaran y frenaran el origen del accidente. Testigos de lo sucedido no entienden cómo puede un transformador de luz estar tan cerca de una cocina. Prueba de esta posible anomalía es que el transformador ejerce de pared en la improvisada terraza al aire libre en la que estaban comiendo los ocho trabajadores afectados por la deflagración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios