Provincia de Cádiz

Sanz (PP) insiste en mantener el diálogo con el PSOE en la provincia

  • Ve el ultimátum de Jiménez Barrios como "un intento por cerrar un pacto de silencio sobre corrupción en el que no participaremos"

El presidente provincial del PP, Antonio Sanz, insistió ayer en mantener el diálogo con el PSOE para intentar cerrar un pacto global por la provincia e hizo oídos sordos al ultimátum del presidente de los socialistas gaditanos, Manuel Jiménez Barrios, que el jueves puso en tela de juicio la continuidad de estos contactos entre ambas formaciones debido a las acusaciones de Sanz contra dirigentes del PSOE y de la Junta a raíz de la investigación del supuesto fraude del plan Bahía Competitiva.

En rueda de prensa, el máximo responsable del PP en la provincia de Cádiz insistió en mantener "la mano tendida" a la secretaria general del PSOE de Cádiz, Irene García, para seguir avanzando en un diálogo entre ambas formaciones que, aseveró, "está muy avanzado" gracias a los contactos regulares que vienen manteniendo la secretaria provincial de Organización de los socialistas, Isabel Armario, y el secretario provincial del PP, Antonio Saldaña. Incluso, Sanz adelantó que estos contactos pueden desembocar "pronto" en un acuerdo bilateral que iría en beneficio del conjunto de la sociedad gaditana.

Sobre las declaraciones de Jiménez Barrios, que acusaba a Sanz de intentar convertir la provincia en un "barrizal" por sus acusaciones sobre el supuesto fraude de Bahía Competitiva, el presidente del PP de Cádiz calificó de "indecencia" este pronunciamiento e instó a Irene García a que rectificara a su presidente provincial "porque de lo contrario veríamos la verdadera catadura del moral del PSOE", dijo. "No quiero ni pensar que lo que estén buscando los socialistas es que ambos partidos cerremos un pacto de silencio sobre los casos de corrupción en los que están inmersos los socialistas porque en esa estrategia de tapar la porquería el PP no participará en modo alguno", reflexionó Sanz, quien recalcó que la prioridad de su partido al entablar en enero el diálogo con el PSOE era "intentar llegar a acuerdos por los ciudadanos" sin vincularlo a las denuncias sobre corrupción.

En esta línea de combinar la oferta al diálogo con las denuncias públicas, Sanz volvió a incidir en la cuestión de Bahía Competitiva y anunció que de manera oficial solicitará en la Cámara andaluza al consejero de Innovación, Antonio Ávila, que cese en sus funciones a la directora de la Agencia IDEA en la provincia de Cádiz, Rosa Mellado, también imputada en la causa. Y añadió que este cargo de la Junta estaría ya cesada en sus funciones "si el PSOE tuviera las manos limpias en este tema", lo que le lleva a pensar que en la Junta y en el Partido Socialista "parece que hay mucho miedo a que la directora de la Agencia IDEA hable".

Sanz indicó además que la rectificación del delegado del Gobierno andaluz en Cádiz, Fernando López Gil, a Irene García al confirmar esta imputación "no se había visto hasta ahora en la provincia" y subrayó que le parecía "patético" que el máximo responsable de la Junta en la provincia diferenciara la imputación de Mellado de la de otros cargos socialistas que se encuentran en la misma situación procesal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios