Provincia de Cádiz

San Roque le dice basta a la Diputación

  • Su alcalde exige a Loaiza que abone el anticipo de la recaudación del mes de marzo y denuncia "una persecución política"

Juan Carlos Ruiz-Boix, alcalde de San Roque, se plantó ante los medios de comunicación ayer en la puerta de Diputación para denunciar lo que considera "una persecución política" y un "maltrato" hacia su pueblo. El motivo de la queja del edil socialista es el retraso en el ingreso del anticipo mensual de la recaudación, unos 2,1 millones de euros, y que ha provocado que el Consistorio campogibraltareño haya tenido que asumir con recursos propios el pago de la nómina del mes de marzo a los 600 empleados municipales, "a costa de retrasar el pago de proveedores", manifestó.

Para Ruiz-Boix, el desencadenante de lo que considera un castigo a su localidad ha sido su denuncia contra el convenio de recaudación firmado en su día entre Diputación y todos los ayuntamientos de la provincia, salvo Cádiz y Jerez, y por el que el ente provincial abona, en el caso de San Roque, una cantidad mensual superior a los dos millones de euros. "Nos hemos informado y todos los pueblos, salvo San Roque, han cobrado ya el anticipo de marzo. No entendemos los motivos salvo que sea una decisión política".

El alcalde presentó ayer un escrito en el registro mediante el cual solicitaba que le explicaran los motivos de esta demora en el pago. "Nosotros solemos pagar al final de cada mes y en esta ocasión no hemos podido hacerlo". Para a continuación asegurar que no entendía "la persecución y la discriminación" a la que Diputación estaba sometiendo a San Roque. "Tanto Loaiza como su diputado de Hacienda, Liaño, están haciendo un uso partidista de sus cargos y está poniendo obstáculos y cerrando puertas a los municipios de la provincia donde gobierna el PSOE".

Adelantó que, "al igual que ha ocurrido con Tarifa", San Roque exige una renegociación del convenio de recaudación para el año 2014, "porque nos cuesta anualmente 2,1 millones de euros y nos parece muy caro. Queremos sentarnos a hablar, a negociar con ellos, pero llevo diez días intentando hablar con el presidente y siempre me ponen una excusa". "Lo que pedimos a la Diputación -continuó- es lealtad y normalidad en el trato, y que nos ingresen lo que nos corresponde lo antes posible".

También dijo que según sus cálculos, Diputación les adeuda casi 800.000 euros del pasado año, mientras que ellos dicen que son 780.000.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios