Provincia de Cádiz

San Fernando: Los colegios de Defensa aguardan una solución

 En La Isla, el comienzo del curso escolar viene marcado de nuevo por la que se ha convertido en la gran asignatura pendiente de la ciudad en materia educativa: la situación de los antiguos colegios de Marina, que pasaron a manos de la Junta de Andalucía en el año 2007 en una cesión que dejó muchos problemas en el aire y que, con el paso de los años, han adquirido dimensiones preocupantes: facturas de agua y luz impagadas que se acumulan hasta adquirir proporciones enormes, problemas estructurales y de conservación de los edificios, cuestiones de mantenimiento que llevan años sin resolverse... Se trata de un problema jurídico-administrativo complejo cuya solución no es nada fácil además de requerir del consenso de tres administraciones: el Ayuntamiento, la Consejería de Educación y el Ministerio de Defensa, puesto que algunos de estos colegios se levantan incluso sobre un suelo que sigue siendo de titularidad militar e incluso tienen contadores que siguen a nombre de la Armada, lo que impide que el Consistorio asuma el pago de las facturas. Aunque a lo largo del último año se han llevado a cabo gestiones y reuniones para desbloquear la situación, el nuevo curso escolar se dispone a dar comienzo con el mismo problema de siempre encima de la mesa y con el lógico descontento de los padres de los alumnos. Un ejemplo: el Ayuntamiento pinta y pone a punto todos los colegios públicos durante la temporada de verano menos estos tres centros cuyo mantenimiento sigue sin resolverse: los CEIP Cecilio Pujazón, Vicente Tofiño y Juan Díaz de Solís, en los que únicamente se interviene en situaciones de urgencia. Por ejemplo, en el curso pasado, ante los vertidos de aguas fecales en el patio del Tofiño y la caída de la valla perimetral del centro o ante los problemas de alcantarillado del Cecilio Pujazón. Recientemente, el Ayuntamiento ha recibido de la Consejería de Educación un protocolo de intenciones que sienta las bases de lo que podría ser la solución definitiva a este conflicto y que emplaza a la creación de un grupo de trabajo formado por ambas administraciones. En paralelo está también el enfrentamiento político periódico que tiene la situación de estos centros como telón de fondo y que el PP ha utilizado para recordar constantemente a la alcaldesa socialista que prometió asumir el mantenimiento de estos colegios "desde el minuto uno", algo que posteriormente se ha demostrado que no era tan fácil. En los últimos meses, no obstante, se ha conseguido avanzar en la resolución del conflicto jurídico-administrativo gracias al diálogo entre el Ayuntamiento y Educación. Aunque el curso, otra vez, comenzará igual para los alumnos afectados y sus padres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios