No Sin Música 2023 en Cádiz Así queda el cartel del festival con las últimas confirmaciones

Provincia de Cádiz

Ramón Linares deja de ser presidente del comité del astillero de Puerto Real

  • CCOO organiza la sección sindical en Navantia, que tendrá que someter a votación la elección de nuevos cargos

Se veía venir y ayer se confirmó. Hace unos días, Ramón Linares presentaba su dimisión como presidente del comité de empresa de Navantia en Puerto Real. Desde la Federación de Industria de CCOO-Cádiz, su sindicato, explicaban que habían pedido a Linares unos días (la Semana Santa) para que pensara su decisión, se tomara un descanso y recapacitara. Pero Linares lo tenía más que decidido y, casi 20 años después, ha dejado de ser oficialmente presidente del comité puertorrealeño.

Por eso, ayer, desde CCOO se afanaban por intentar recomponer una sección sindical que ha sido la punta de lanza del movimiento obrero en la factoría puertorrealeña desde mediados de los años 80. En una reunión de urgencia, los delegados sindicales de Comisiones, la Federación de Industria y los representantes sindicales de las factorías de Cádiz y San Fernando, entre todos intentaban recomponer una estructura sindical que queda maltrecha.

Pero, ¿cuáles han sido los motivos? Como ya esbozó en su día el propio Ramón Linares, la firma fallida del cuarto convenio colectivo y el posterior 'fichaje' de José Antonio Oliva por parte de la dirección de Navantia han sido los detonantes de su decisión. Hay que tener en cuenta que Linares siguió las tesis que marcó Oliva como portavoz de los tres comités de la Bahía de Cádiz y como presidente del comité intercentros, para firmar un convenio colectivo que después resultaría fallido. Ambos los firmaron pese a tener en contra a la Federación de Industria a nivel nacional que, en el último instante, los desautorizó como representantes del sindicato. Oliva, y por tanto Linares, dijeron entonces que seguían los mandatos de sus asambleas, que les habían marcado firmar el documento.

La posterior denuncia sindical (de quienes no lo habían firmado) llevó a la anulación del convenio por parte de la Audiencia Nacional. Y, por si fuera poco, el fichaje de Oliva como nuevo responsable de Recursos Humanos de Navantia en la Bahía dejó a Ramón Linares en una situación, como poco, incómoda ante sus afiliados y ante la plantilla. Por eso, como reconoció hace algo más de una semana a este periódico, lo que entonces le parecía más ético y responsable era apartarse. Y lo ha hecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios