Provincia de Cádiz

Un club de El Puerto indemnizará con 2.500 euros a una familia por ruidos

  • La Audiencia estima que las fiestas del centro social Las Redes afectaron durante dos años a los propietarios de un chalé aledaño · La sentencia obliga al club a adoptar medidas para evitar molestias

El club social Las Redes, situado en la urbanización de el mismo nombre en El Puerto de Santa María, ha sido condenado a indemnizar a los cinco integrantes de una familia afectados por el ruido de sus fiestas y bodas. La sentencia incluye la obligación de adoptar medidas para que los perjuicios no se repitan, según confirmó ayer Ignacio Pérez, abogado de la asociación Juristas contra el Ruido, que ha gestionado la demanda formulada a finales del año pasado.

La sentencia de la Sección Quinta de la Audiencia de Cádiz condena al club a indemnizar con 500 euros a cada uno de los cinco miembros de la familia demandante por haber sufrido durante casi dos años el ruido procedente de las celebraciones que organizaba el club social, situado junto a la playa de Santa Catalina, especialmente frecuentes durante los meses de verano.

La Audiencia Provincial de Cádiz "estima parcialmente" la demanda vecinal basándose en la doctrina más reciente del Tribunal Supremo sobre la contaminación acústica derivada de la explotación de actividades comerciales, y anula el fallo formulado en enero por un juzgado de primera instancia, que únicamente apreció en los hechos una falta administrativa, competencia del Ayuntamiento de El Puerto.

"Estamos muy satisfechos porque la Audiencia nos da la razón y se determina que ha habido un perjuicio para estos vecinos, aunque la indemnización es simbólica" explicó Pérez. Los 500 euros para cada uno de los cinco miembros de la familia, respaldada en su demanda por la comunidad de propietarios, suponen una cantidad inferior a la solicitada inicialmente. La sentencia tiene en cuenta que los vecinos no residen de manera permanente en su chalé sino que sólo lo utilizan en verano y fines de semana, mientras que las fiestas denunciadas no tienen lugar de manera continua sino sólo en esos días festivos.

Los jueces, no obstante, consideran demostrado que toda contaminación acústica "afecta al bienestar de la persona que la sufre" y que se trata de una "inmisión ilícita", por lo que fijan la indemnización en la cantidad de 500 euros para cada vecino, teniendo en cuenta que las molestias se han demostrado durante más de un año, entre el mes de mayo de 2005 y la fecha en la que presentaron la demanda, a finales del año pasado, informó el abogado Ignacio Pérez.

La sentencia refleja la necesidad de establecer una serie de medidas de obligatorio cumplimiento para "para evitar que se produzcan esas inmisiones de ruidos superiores a lo establecido en el decreto de Protección contra la Contaminación Acústica de en Andalucía".

La asociación Juristas contra el Ruido, que cuenta con abogados en todo el país, está especializada en casos de contaminación sonora y ha asesorado a diversos demandantes en procedimientos abiertos contra el Consistorio portuense por los ruidos y molestias derivados por la afluencia de moteros durante el Mundial de Motociclismo en Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios