Provincia de Cádiz

Protesta por el cierre al tráfico del puente de Algar-Puerto Galis

  • Diputación adopta la medida ante el riesgo para los usuarios, que se quejan de la tardanza en ejecutar las obras

El cierre al tráfico del puente conocido como Rojitán, en el punto kilométrico 5 de la carretera Algar-Puerto Galis (CA-6108) se convirtió ayer en el centro de una protesta por parte de usuarios y vecinos de las fincas colindantes, que criticaron el retraso de las obras de mejora de este acceso.

La Diputación de Cádiz, como responsable de la vía, explicó a través de un comunicado que uno de los pilares del puente se ha deslizado y ha causado una grieta que parte de la zapata y alcanza hasta la bóveda que sustenta la plataforma de esta vía.

"El riesgo para los usuarios de la carretera es evidente y Diputación ha resuelto su cierre al tráfico. Sin embargo esta clausura temporal no se ha hecho efectiva ya que un grupo de usuarios lo ha impedido esta mañana (por ayer). Las vallas no surten ningún efecto disuasorio y la instalación de otros medios, como la acumulación de tierra para evitar el tránsito, no ha podido ejercerse. La Guardia Civil de Algar ya conoce las actuales circunstancias, así como los alcaldes de San José del Valle y Algar", dice la nota.

Por su lado, un grupo de personas que se trasladaron hasta la zona se quejó de que "no se ha hecho nada por solucionar el problema con este puente ya que lleva muchísimo tiempo deteriorado y han esperado hasta el final". Así las cosas, hablaron de que este cierre deja incomunicados a una decena de fincas, entre ellas Calderilla, El Jabato, Cabeza de la Oveja, Chavarría, El Rojitanillo, El Granado, Garcisobaco, La gordilla, Rojitán, La Alcaria, Montes Propios de Jerez, El Corchaillo, a sus trabajadores, y al pantano de los Hurones, por el lado de Algar.

Cabe destacar que la diputada responsable de la Delegación de Planificación de Infraestructuras de Diputación, Eva Leal, pidió ayer a las personas afectadas "serenidad y comprensión", ante el corte del puente, "una medida necesaria adoptada para evitar cualquier desgracia", dijo. "Se trata de un problema de seguridad que se encara con la toma de decisiones: Diputación contratará, por vía de emergencia, trabajos para estabilizar el pilar y detener el deterioro en la infraestructura del puente". La reparación de este puente está incluida en el programa Aura, aprobado por el Ministerio de Política Territorial para resolver los daños viarios ocasionados por los temporales del último invierno. Esta obra cuenta con un presupuesto inicial de 130.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios